Noticias

EUROPA ESTÁ CONDENADA A DESAPARECER POR LA APOSTASÍA REINANTE

TAMBIÉN INCLUYE RELACIONES HOMOSEXUALES
El arzobispo de Berlin apoya una guía que anima a menores de edad a fornicar, tomar anticonceptivos y abortar
Un programa respaldado personalmente por el arzobispo de Berlín ofrece «consejos prácticos» a los educadores sexuales católicos para enseñar a los niños sus «derechos sexuales», incluyendo la relación sexual «consensuada» entre adultos y menores, así como las posibilidades para obtener anticonceptivos o abortar.
El programa también busca eliminar los «tabúes», los «prejuicios» y los «estereotipos» con respecto a las diversas formas de desviación sexual, incluida la conducta homosexual y la masturbación, tratando dichos impulsos como parte de la identidad de una persona. Al mismo tiempo, busca resolver la «tensión» entre tales conductas y las doctrinas «oficiales» de la Iglesia Católica sobre la sexualidad humana.
«Una iglesia que trata de imponer hoy sus opiniones a las personas está loca»,escribe el arzobispo de Berlín, Mons. Heiner Koch, en su introducción al programa. «Necesitamos tomar nota de la diversidad de ideas sobre la sexualidad en nuestra sociedad. Sin embargo, en compañía de los jóvenes, también debemos estar en posición de hacer una declaración profunda de que la fe cristiana y su imagen del hombre pueden liberarse a la autorrealización, a la verdadera relación e intimidad».
El programa «Consejos prácticos para el uso de métodos en el trabajo pedagógico sexual con grupos juveniles», publicado en la web de la archidiócesis, aborda la pregunta: «¿Cuándo es normal tener relaciones sexuales?». Ofrece una lista de «situaciones» hipotéticas sobre menores. involucrado en actividades sexuales fuera del matrimonio y luego proporciona «respuestas» a esas situaciones con respecto al «derecho» de los menores de participar en dicho comportamiento. La doctrina católica sobre la moral sexual no se menciona en el documento.
Situaciones y consejos
En la hipotética «Situación 2», un hombre de 22 años tiene una novia de 15 años con la que desea tener relaciones sexuales. La archidiócesis escribe: «En principio, las personas mayores de edad pueden dormir con menores de edad, siempre que se trate de actos sexuales / sexuales consensuados. Sin embargo, se vuelve difícil cuando los actos sexuales o las relaciones sexuales son forzados».
En «Situación 6», una menor llamada «Milena» tiene un «embarazo no deseado». Mientras que el documento analiza las opciones para recibir apoyo estatal para ella como madre soltera, o para entregar el hijo en adopción, agrega: «En el contexto de consejería sobre conflictos durante el embarazo, Milena puede ser informada sobre la posibilidad del aborto. En la consulta, el padre del niño esperado o incluso sus padres pueden estar presentes si ella así lo desea. Incluso tiene que mostrar que participó en una consulta en caso de que decida terminar con su embarazo. No importa lo que decida Milena, puede obtener asesoramiento y tiene derecho a recibir apoyo psicológico».
Los «consejos» incluso explican cómo pueden los menores de edad dobtener anticonceptivos sin que sus padres lo descubran, lo cual implica que incluso los menores de 14 años pueden obtener anticonceptivos para facilitar su actividad sexual,a pesar de que es ilegal.
En «Situación 5», a los lectores se les dice: «Laura (15) quiere acostarse con su novio y considera diferentes anticonceptivos. Sin embargo, teme que sus padres lo descubran». La archidiócesis señala que, como Laura es menor de 16 años, su médico puede informar a sus padres que quiere anticonceptivos orales. Sin embargo, Laura puede «tratar de convencer al médico de que es lo suficientemente madura como para tomar esa decisión».
La archidiócesis señala que «para los menores de 14 años será difícil obtener una receta para anticonceptivos ya que la ley prohíbe el coito para menores de 14 años». Sin embargo, agrega que «en principio, los adolescentes pueden comprar anticonceptivos de venta libre tales como como condones y un diafragma en cualquier farmacia. Si no se siente cómodo solicitándolo en una farmacia concreta, también puede comprar condones anónimamente en otra».
Otras «situaciones» incluyen adolescentes en relaciones lésbicas y un niño que quiere hacerse la prueba de enfermedades venéreas sin ser detectado por sus padres». Ambos están dentro de los derechos legales de los menores, afirma la guía de la archidiócesis.
Publicado en: Noticias de Impacto
Fecha: 2017-11-13