Noticias

FACEBOOK Y GOOGLE MANTIENEN PÁGINAS QUE PROMUEVEN LA EXPLOTACIÓN SEXUAL INFANTIL

TAMPOCO BORRÓ VÍDEOS DE VIOLACIONES TRAS SER DENUNCIADOS

Facebook no eliminó una página de pederastas en India por considerar que no violaba los «estándares»


Durante más de un año, Facebook se negó a eliminar una página en la que se mostraban imágenes de niños tomadas en espacios públicos en las que los usuarios publicaban descripciones gráficas sobre cómo abusarían de ellos. Así lo describen las denuncias presentadas ante el Tribunal Supremo de India.

La compañía también permitió que ciertos vídeos publicitando violaciones permanecieran en la plataforma a pesar de haber sido denunciados. La policía del estado de Kerala denuncia que también se está utilizando otra página para dirigir una red de explotación sexual infantil.

Estos tres casos se han planteado durante una investigación en el Tribunal Supremo de India sobre cómo las gigantes tecnológicas (incluidas Facebook y Google) alojan contenido abusivo en sus plataformas del país. Hace dos semanas, el Tribunal Supremo ordenó a dichas compañías y al gobierno indio que revisasen sus procesos a la hora de tratar con materiales en los que pueden verse abusos o violaciones infantiles.

La investigación en curso ha suscitado preguntas sobre la idoneidad de los sistemas de moderación utilizados por Facebook y otras compañías que compiten por acceder a un mercado indio de rápido crecimiento y gran diversidad, con usuarios que publican en docenas de idiomas y cientos de dialectos.

Las declaraciones juradas presentadas por Facebook indicaban que la compañía no denuncia automáticamente la existencia de material de abusos infantiles a la policía india sino que lo notifica a las autoridades norteamericanas. Esto sucede a pesar de que existe una obligación legal bajo las leyes de protección infantil.

De una manera muy agresiva, Facebook está intentando aumentar su número de usuarios en India. En estos momento, el país ya es uno de los mercados online más grandes del mundo y tiene una previsión de  doblarlo, con 829 millones de personas para el año 2021. Pero queda por ver si la compañía y quienes hacen negocio con la expansión de sus plataformas tienen la capacidad de analizar de qué manera cientos de millones de nuevos usuarios utilizan sus servicios.

Facebook dijo ante el tribunal que, entre marzo y agosto de 2016, recibió 7.802 quejas de usuarios procedentes de India sobre posible material de abusos infantiles. En una declaración jurada, la compañía dijo que «investigó todas las quejas y tomó las medidas apropiadas».

Una página de Facebook llamada «pequeña vagina»

Pero durante las audiencias, el tribunal supo que Facebook había rechazado cerrar una página cuyo nombre estaba escrito en caracteres latinos pero traducido a un lenguaje del sur de India, el Telugu, como «pequeña vagina».

La página mostraba fotografías de mujeres y niñas tomadas en público, aparentemente sin consentimiento, bajo las cuales los usuarios dejaban comentarios gráficos describiendo los actos sexuales que les harían. Según las capturas de pantalla que se mostraron ante el tribunal, a un usuario que denunció la página le dijeron que la misma no violaba los estándares de la comunidad de Facebook.

Solo cuando el tribunal le exigió a Facebook que borrase esos contenidos (más de un año después de que la página fuese denunciada) fue finalmente eliminada, explica Aparna Bhat, abogada que defiende el caso para la ONG Prajwala, que lucha contra el tráfico de personas.

También se contó ante el tribunal que la compañía se negó a eliminar un post que contenía un número de teléfono al que los usuarios podían llamar para que se les diera acceso a un vídeo en el que se veía una violación a un actor que había sido raptado del estado de Kerala en febrero.

Otra página, que inicialmente no fue censurada porque según Facebook no violaba los estándares de la comunidad, se utilizaba para dirigir una red de tráfico sexual infantil en el estado de Kerala, asegura la policía. Se rescataron a más de 40 niños y se arrestaron a 39 persona después de que fuese denunciada a las autoridades indias.

Facebook aseguró en un comunicado que «estaba comprometido a dar un servicio en el que la gente se sintiera a salvo». «En Facebook no hay sitio para un contenido que ponga en peligro o promueva la violencia sexual o la explotación, y trabajamos duro para que este tipo de contenido esté fuera de la plataforma», aseguró un portavoz.

«Respondemos para cumplir las peticiones de las fuerzas de seguridad y reportamos el supuesto contenido de explotación infantil al Nacional Center for Missing and Exploited Chindren (NCMEC)». «Seguiremos trabajando con expertos en seguridad y el Comité del Tribunal Supremo de India para combatir estas actividades abominables».

Publicado en: Noticias de Impacto
Fecha: 2017-11-10