Noticias

EL RECHAZO DE CAMBIO DE SEXO ES FUERA DE SENTIDO COMÚN PARA TODAS LAS RELIGIONES

La ley de cambio de sexo no hay por donde cogerla, la condenaron los evangélicos y ahora los ortodoxos

Los prelados ortodoxos griegos exigieron al parlamento que "retire el proyecto de ley" ya que "ataca a la institución sagrada de la familia, contradice la buena moral y el sentido común y destruye al hombre". Coinciden con los evangelicos y los católicos, que rechazan este tipo de leyes.

GRECIA.-¿Es casual que católicos, evangélicos y ortodoxos muestren rechazo ante la ideología de género y que sus respectivas jerarquías condenen las leyes de cambio de sexo?

Está claro el posicionamiento del Papa Francisco al condenar esa ideología porque elimina la más elemental de las diferencias (varón y mujer).

 También los protestantes son críticos con ese tipo de leyes. Recientemente, los evangélicos españoles tildaron de liberticida e inmoral la ley Mordaza LGTBI de Podemos.

Los ortodoxos coinciden. En este caso en Grecia. El parlamento heleno ha aprobado una controvertida ley de cambio de sexo que los obispos ortodoxos han calificado de monstruosa. Asimismo, ha asegurado que ese tipo de leyes destruyen la humanidad.

El proyecto ‘Cambio de sexo’ se aprobó de manera abrumadora, con 171 votos, en el Parlamento tras recibir el firme apoyo del Primer Ministro Alexis Tsipras con el que se otorga reconocimiento legal a los cambios de sexo sin más requisito que el deseo del solicitante.

Además permite a cualquier persona de 15 años de edad o más cambiar legalmente de género, según ha informado LifeSiteNews.

Tsipras habló en contra de lo que la Iglesia ortodoxa llama “Santa Tradición” y contra la enseñanza de la Iglesia sobre la familia.

“Absolutamente ninguna Tradición, ninguna percepción de la familia, llama a la gente a ser marginada o arrojada a un abismo social e institucional”, sentenció el primer ministro griego.

La iniciativa que aprobó el parlamento levantó ampollas entre los líderes de la Iglesia Ortodoxa que condenaron unánimemente la ley y la tacharon de “monstruosa” e “inmoral”.

La ley propuesta es una “afrenta a la sociedad” y una amenaza a “la santidad de la familia”

El Santo Sínodo, máximo órgano de gobierno de los obispos ortodoxos en Grecia, advirtió que la ley propuesta es una “afrenta a la sociedad” y una amenaza a “la santidad de la familia”.

“El proyecto de ley ataca la institución sagrada de la familia, contradice la buena moral y el sentido común y destruye al hombre”, declararon unánimemente los obispos.

Asimismo, explicaron que “en lugar de disminuir la confusión y los trastornos mentales, los aumentará y dará lugar a un peligroso fenómeno social”. Y añadieron que creará “una situación explosiva en las escuelas también”.

Además, los obispos publicaron un documento que expone la visión cristiana del sexo. El género masculino y/o femenino es “la base de la complementariedad psicosomática en el misterio de la vida y del amor”, espetaron los prelados.

El género de cada cual “no es elegible para ser cambiado, sino que es un don divino que se da al hombre para ser usado en su santificación”

“El género no es ni libremente elegido ni alterado a voluntad”, afirmó el Sínodo, y la ley griega no debe estar sujeta a “la declaración científicamente infundada del ciudadano, que puede ser cambiada posteriormente”.

Los líderes ortodoxos advirtieron que la compasión por “el hombre afligido y maltratado” no está detrás de la propuesta, sino la coerción de poderosos grupos de presión, que resultan “en la disolución de la cohesión social y la muerte espiritual del hombre”.

Los prelados exigieron al parlamento que “retire el proyecto de ley” y que el mundo deje de “fortalecer la tensión, la división y el absurdo, para contribuir a la elevación espiritual de nuestros ciudadanos”.

Publicado en: Noticias Internacionales
Fecha: 2017-10-12