Inicio Derechos Humanos DECENAS DE MILES DE PERSONAS MARCHARON EL PASADO VIERNES EN WASHINGTON EN...

DECENAS DE MILES DE PERSONAS MARCHARON EL PASADO VIERNES EN WASHINGTON EN LA TRADICIONAL Y ANUAL MARCHA POR LA VIDA

266

La nieve y las gélidas temperaturas si bien impidieron una afluencia notable como otros años a un evento que se ha convertido en un clásico de la vida política y social de EE.UU., diversos grupos provida se hicieron presente a pesar de las bajas temperaturas.


Redacción por ONG CATOLICA SIN COMPONENDA – sincomponenda.org


Una vez más, como cada mes de enero, decenas de miles de manifestantes provida marcharon hacia el Capitolio de EEUU en Washington, pero este año celebrando la revocación de la doctrina Roe vs. Wade (que retorna a cada estado el derecho de legislar sobre el aborto) y pidiendo crecer en conciencia provida y leyes que defiendan la vida del no nacido y apoyen a las embarazadas.

Este año la marcha transcurrió bajo unas temperaturas gélidas y constante nieve, pero los manifestantes (jóvenes y mayores, y también niños) no se amedrentaron y salieron por miles.

Los proaborto se asustaron con el frío

Cada año suele acudir uno o dos grupos con algunas docenas de contramanifestantes pro-aborto, y este año había una cita convocada en ese sentido, pero los organizadores (el grupo abortista Reproaction) se echaron atrás. Según informa LifeSiteNews «de los 14.000 seguidores del grupo en Facebook, la publicación de Facebook solo recibió 7 reacciones emoji positivas y ningún comentario. En X, donde el grupo tiene 10.700 mil seguidores, solo obtuvo tres me gusta«.

Queda claro que no había entusiasmo entre los abortistas por salir al frío y la nieve, y el viernes por la mañana anunciaron que se cancelaba la concentración proaborto «para poner la seguridad primero», y acusando a los provida de poner en peligro a los niños por llevarlos de manifestación con frío (aunque, evidentemente, bien abrigados).

Oración previa en la basílica: 6.000 católicos

Cada año, en la víspera de la Marcha se organizan en Washington eventos de distintas asociaciones y también de distintas comunidades religiosas ligadas a la defensa de la vida. Los católicos suelen organizar una misa y una adoración en la víspera en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción (la Inmaculada, por herencia hispánica, es la patrona de EEUU). Más de 6.000 personas llenaron la basílica a rebosar.

Este año el primer orador fue un obispo ortodoxo antioqueno

En la Marcha en sí, el viernes por la mañana, miles de personas desafiaron la intensa nevada, con el lema “Con cada mujer, por cada niño”.

Tras el mediodía hablaron los oradores, empezando por el obispo para Norteamérica de la Iglesia Ortodoxa Antioquena, John Abdalah (nacido y criado en Boston). El obispo ortodoxo animó a orar por los niños nonatos y por sus familias, y para que Dios ilumine a los legisladores y autoridades.

Jeanne Mancini, presidenta de la March for Life de Estados Unidos, recordó que «según dicen los estudios, el 60% de las mujeres que eligieron abortar declaran que habrían optado por la vida si hubiesen tenido un mayor apoyo». Así, el apoyo a las familias y embarazadas salva vidas.

«¿Qué es lo que más necesita una mujer cuando enfrenta un embarazo no planificado? No necesita alarmismo, no necesita que la avergüencen. Necesita escuchar: ‘¡Tú puedes con esto y yo te ayudaré!'», proclamó Mancini ante la multitud. Sobre todo, dijo, «necesita saber que no estará sola».

«Seguiremos marchando cada enero (…) hasta que las leyes de nuestra nación reflejen la verdad básica de que cada vida humana es creada con igual dignidad y merece ser protegida», anunció. «¡Seguiremos marchando hasta que el aborto sea algo impensable!».