Inicio Derechos Humanos LA ENSEÑANZA DE LA IGLESIA SOBRE EL HOMOSEXUALISMO ES UN ASUNTO NO...

LA ENSEÑANZA DE LA IGLESIA SOBRE EL HOMOSEXUALISMO ES UN ASUNTO NO NEGOCIABLE

267

El Secretario de Estado Cardenal Pietro Parolin ha comunicado a los obispos alemanes en una nota oficial que la ordenación sacerdotal exclusiva para hombres y la enseñanza de la Iglesia sobre las relaciones homosexuales son asuntos no negociables, según informa el periódico católico «Die Tagespost».


Redacción InfoCatólica – infocatolica.com


El portavoz de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK), Matthias Kopp, confirmó que los obispos recibieron la carta del cardenal a principios de esta semana.

En la misiva, dirigida a la Secretaria General de la Conferencia Episcopal, Parolin establece límites a los obispos alemanes.

El cardenal destaca que el Vaticano no tiene intención de negociar la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad ni la exclusión de las mujeres de la ordenación sacerdotal.

El purpurado comienza su carta, publicada por Die Tagespot recordando que ya hay un camino sinodal en toda la Iglesia…:

… y recuerda a los prelados alemanes que el Papa ya les advirtió, en su carta al pueblo de Dios que peregrina en Alemania, que no pueden ir por libre.

Parolin reconoce que hay asuntos que se pueden debatir pero señala dos que no admite discusión alguna: la ordenación sacerdotal reservada para los hombres y lo que la Iglesia enseña sobre las relaciones homosexuales

Respecto a la primera cuestión, el cardenal cita la carta apostólica Ordinatio sacerdotalis, de San Juan Pablo II, en la que el Papa polaco decretó:

A continuación, el Secretario de Estado resproduce tres declaraciones de Francisco sobre este tema, realizadas a lo largo de su pontificado:

Además, el cardenal italiano recuerda que la Iglesia pena con la excomunión el intento de ordenar mujeres. La pena afecta tanto al que oficia la ceremonia como a las mujeres que se someten a ella, en el caso de que sean bautizados católicos.

En relación a la enseñanza de la Iglesia sobre los actos homosexuales, el cardenal Parolin escribe lo siguiente a los obispos alemanes: