Inicio Derechos Humanos LA AGENDA 2030 SON LOS MANDAMIENTOS ANTICRISTIANOS DE LA ONU Y DEL...

LA AGENDA 2030 SON LOS MANDAMIENTOS ANTICRISTIANOS DE LA ONU Y DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL

484

«Estamos ante un ejemplo de contrabando ideológico: la salud sexual y reproductiva se presenta como algo indiscutible, cuando realmente se trata de un eufemismo para la promoción de la anticoncepción y del aborto».


Redacción por Hispanidad – hispanidad.com


La plataforma NEOS presenta su documento «Desenmascarando la Agenda 2030», realizado por el grupo de trabajo de Amenazas Globales de NEOS, bajo la coordinación de Jorge Soley, presidente de European Dignity Watch, vicepresidente de la Fundación Burke y patrono de la Fundación ProVida de Cataluña.

Como hemos comentado en más de una ocasión en Hispanidad detrás de nobles objetivos que todos queremos lograr como el fin de la pobreza infantil, se esconden otras metas bien distintas como el aborto o la idología de género. En este sentido, Jaime Mayor Oreja, en el prólogo del documento, compara la Agenda 2030 con «un caramelo envenenado revestido de una envoltura atractiva y seductora». El presidente de NEOS ha recordado que es en el núcleo de la Agenda 2030 donde reside la auténtica naturaleza de la misma: «el objetivo principal de la Agenda es el reemplazo, la sustitución y la destrucción de los fundamentos cristianos de nuestro actual orden social».

La Agenda 2030, aprobada en la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015, incluye 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se concretan en 169 metas. Si bien poco se puede objetar a los ODS, que son objetivos generales, algunas de las metas, tal y como se recoge en el análisis elaborado por NEOS, resultan más discutibles. Sin embargo, la Agenda no permite observaciones ni una aceptación parcial tal y como se repite con insistencia en su redacción: «Los Objetivos y las metas son de carácter integrado e indivisible».

Como bien señala NEOS, además de estas cuestionables metas, se dejan atrás otros objetivos que ni se mencionan, como el envejecimiento de la población o el bajo índice de natalidad de las sociedades occidentales, entre otros.

En el grupo de trabajo de NEOS ha colaborado el investigador del Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra, el profesor Carlos Beltramo que asegura «estamos ante un ejemplo de contrabando ideológico: la salud sexual y reproductiva se presenta como algo indiscutible, cuando realmente se trata de un eufemismo para la promoción de la anticoncepción y del aborto».

En opinión de los autores del informe, el peligro de la Agenda 2030 es que, aprovechando las buenas intenciones, se incluye la aceptación de cuestiones mucho más polémicas como la extensión del aborto o la desnaturalización del matrimonio como condición sine quanon para acceder a ayudas de organismos internacionales. El Objetivo 5, deudor de la ideología de género, la meta 3.7, que busca garantizar el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, incluidos los de planificación familiar, información y educación, y la integración de la salud reproductiva o el Objetivo 12, referido al cambio climático, usándolo como excusa para imponer políticas restrictivas de libertades y limitadoras del desarrollo. Y estos son sólo algunos ejemplos que vienen desglosados en el informe elaborado por NEOS.