Inicio Derechos Humanos EN AUSTRALIA APRUEBAN UNA LEY EN PERJUICIO LA LIBERTAD RELIGIOSA Y DE...

EN AUSTRALIA APRUEBAN UNA LEY EN PERJUICIO LA LIBERTAD RELIGIOSA Y DE AQUELLOS GAIS QUE QUIEREN VOLVER A SER HETEROSEXUALES

284

En una sesión parlamentaria que se prolongó hasta altas horas de la madrugada, Nueva Gales del Sur aprueba una ley para prohibir cualquier intento de ayudar a las LGBTQ+ a superar tendencias homosexuales no deseadas.


Redacción por InfoCatólica – infocatolica.com


El gobierno de Nueva Gales del Sur ha sido acusado de apresurar su prohibición de las prácticas de conversión en el Parlamento en un debate maratoniano antes de que la ley fuera aprobada durante la mañana del 22 de marzo.

La Cámara Alta aprobó la legislación sin enmiendas pasadas a las 6 de la mañana, poco más de una semana después de que fuera presentada en la Cámara Baja.

Las nuevas leyes prohíben las terapias o la violencia dirigidas a «convertir» a las personas LGBT a la heterosexualidad incluso si estas personas así lo desean.

También establece disposiciones para la expresión y práctica de las creencias religiosas sobre la sexualidad y las relaciones humanas, en respuesta a la preocupación de los líderes religiosos de que la legislación erosionara la libertad religiosa en el Estado.

Pero los defensores de la libertad religiosa afirman que aún quedan lagunas que pueden permitir que la nueva ley se inmiscuya demasiado en la vida religiosa y familiar.

Entre las críticas al proyecto de ley figuran también las de que es innecesario dadas las leyes existentes, pues puede promover potencialmente un trato perjudicial de los niños con confusión de género e impedir que algunas personas, incluidas las confesionales, accedan al apoyo que necesitan o presten el apoyo que se les pide.

El proyecto de ley se aprobó rápidamente en la Cámara Baja y el intento de remitirlo a una investigación parlamentaria para permitir la consulta y el escrutinio públicos fue anulado por una ajustada votación en la Cámara Alta el 19 de marzo.

El debate sobre el proyecto de ley comenzó sobre las 23.00 horas del 21 de marzo, una decisión que el diputado liberal Damien Tudehope consideró un «abuso de la democracia» y el «colmo de la arrogancia».

«Este proyecto de ley no debería empezar a estas horas de la noche», dijo.

«Me apena que haya personas que deberían tener la oportunidad de hablar y a las que no se les da esa oportunidad en circunstancias en las que están frescas y han tenido la oportunidad de prepararse adecuadamente».

«También es un abuso para todas las personas que quieran ver y participar en este debate. He recibido más correos electrónicos sobre este proyecto de ley que sobre cualquier otro que se haya presentado aquí».

Tudehope dijo que el proyecto de ley estaba siendo aprobado apresuradamente por el gobierno en lugar de esperar hasta al menos el próximo día de sesión disponible. «El gobierno no quiere que esta legislación se exponga públicamente de forma continuada, no quiere que la gente haga aportaciones a las disposiciones de esta legislación», mencionó.

El diputado independiente Mark Latham también se opuso a la sesión nocturna, calificándola de «táctica vergonzosa» y de «política del agotamiento».

Varias enmiendas propuestas fueron rechazadas durante el debate nocturno.

Los cambios contaban con el apoyo de líderes religiosos como la Arquidiócesis Católica de Sídney, el Consejo Nacional Australiano de Imanes y las Iglesias Cristianas Australianas.

Habían pedido un lenguaje más claro en el proyecto de ley, incluidos los términos utilizados para establecer las exenciones religiosas.

También querían que se ampliara la protección de los padres que hablan de temas sexuales con sus hijos a la protección de los padres y otros cuidadores que establecen normas y límites para los niños a su cargo, entre otras sugerencias.

También se rechazó una enmienda para eliminar la identidad de género del proyecto de ley, con el fin de evitar que los niños con confusión de género reciban tratamientos innecesarios, como bloqueadores de la pubertad, una práctica prohibida recientemente en el Reino Unido.

También se rechazaron los intentos de los Verdes de eliminar algunas exenciones por creencias y prácticas religiosas.

«Podría haber sido mucho mejor, pero también mucho peor», declaró a The Catholic Weekly el responsable ejecutivo de Freedom for Faith, Mike Southon.

«Damos las gracias al gobierno por una auténtica negociación sobre este proyecto de ley, y a la oposición y a los partidos menores que presentaron enmiendas que habrían mejorado el proyecto».

El diputado de Sydney Alex Greenwich, que había defendido la prohibición, dio la bienvenida a las nuevas leyes con un tweet a primera hora de la mañana.

«NSW se despierta en un lugar más seguro para las personas LGBTQIA+ con la aprobación del proyecto de ley de Prohibición de Prácticas de Conversión», dijo.

Tanto el primer ministro de Nueva Gales del Sur, Chris Minns, como el anterior, Dominic Perrottet, se habían comprometido a prohibir las prácticas de conversión antes de las últimas elecciones estatales.

El arzobispo de Sydney, Anthony Fisher OP, advirtió de que prohibiciones similares en otros lugares a veces ilegalizaban de hecho la expresión viva de las creencias, después de que el proyecto de ley se diera a conocer el 13 de marzo.

«Todo el mundo puede apoyar las leyes que realmente pretenden prohibir las acciones coercitivas que violan la dignidad de la persona humana», afirmó.

«Por desgracia, las prohibiciones de las llamadas prácticas de conversión pueden tener a veces el efecto -intencionado o no- de ilegalizar la enseñanza, la oración y la práctica religiosas, o de impedir que las personas busquen y obtengan la ayuda que desean para vivir de acuerdo con sus creencias».

En su artículo de la semana pasada en The Catholic Weekly, Monica Doumit afirmó que el proyecto de ley era mejor que su homólogo victoriano, pero que iba más lejos en la restricción de la libertad de credo y de los derechos de los padres que leyes similares de Queensland y el Territorio de la Capital Australiana.