Inicio Derechos Humanos ATLETAS FEMENINAS PRESENTAN DEMANDA CONTRA LA ASOCIACIÓN DE ATLETISMO UNIVERSITARIO POR PERMITIR...

ATLETAS FEMENINAS PRESENTAN DEMANDA CONTRA LA ASOCIACIÓN DE ATLETISMO UNIVERSITARIO POR PERMITIR QUE HOMBRES BIOLÓGICOS CONTINÚEN PARTICIPANDO EN EL DEPORTE FEMENINO

328

La demanda de las atletas, presentada ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. en Atlanta, alega el «daño» causado a las mujeres debido al «alejamiento radical de la NCAA del significado original del Título IX».


Redacción InfoCatólica – infocatolica.com


Riley Gaines y más de una docena de atletas femeninas presentaron el jueves una demanda contra la Asociación Nacional de Atletismo Universitario (NCAA) alegando que permitir que los hombres compitan en competiciones femeninas niega a las mujeres las protecciones prometidas en virtud del Título IX.

En un post en X, Gaines, ex nadadora de la Universidad de Kentucky, anunció la demanda.

«Es oficial. Voy a demandar a la NCAA junto con otras 15 atletas universitarias que han perdido títulos, récords y puestos en las listas a manos de hombres que se hacían pasar por mujeres. La NCAA sigue violando explícitamente la ley federal de derechos civiles del Título IX. Ya era hora de que alguien hiciera algo al respecto», publicó Gaines.

La demanda de las atletas, presentada ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. en Atlanta, alega el «daño» causado a las mujeres debido al «alejamiento radical de la NCAA del significado original del Título IX». Este daño incluye «someter a las mujeres a una pérdida de su derecho constitucional a la intimidad corporal».

«El Título IX fue promulgado por el Congreso para aumentar las oportunidades de las mujeres; por lo tanto, ninguna política que autorice a los varones a ocupar el lugar de las mujeres en los equipos deportivos universitarios femeninos o en los vestuarios deportivos universitarios femeninos está permitida por el Título IX», rezaba la demanda.

A través de la demanda, las atletas esperan «asegurar para las futuras generaciones de mujeres la promesa del Título IX».

La demanda llega tras una polémica en la que Gaines saltó a los titulares por pronunciarse tras verse obligada a competir contra Lia Thomas, una atleta transgénero. Thomas se convirtió en la primera atleta transgénero en ganar un campeonato nacional femenino.

«El secreto del meteórico ascenso y dominio de Thomas en la natación femenina de la NCAA era la ventaja masculina retenida», rezaba la demanda.

Las demandantes, 16 atletas femeninas, acusaron en la demanda a la NCAA de imponer una «agenda radical contra la mujer» en el deporte universitario, definiendo a la mujer «como un nivel de testosterona» y «permitiendo a los hombres competir en equipos femeninos». 

La Universidad Georgia Tech, la Universidad de Georgia y la Universidad del Norte de Georgia también fueron incluidas en la demanda.

Las atletas también acusaron a la NCAA de «destruir los espacios de seguridad femeninos en las taquillas de las mujeres al autorizar a hombres desnudos que poseen genitales masculinos completos a desvestirse delante de mujeres universitarias no consentidoras y crear situaciones en las que las atletas universitarias involuntariamente o de mala gana exponen sus cuerpos desnudos o parcialmente vestidos a los hombres, sometiendo a las mujeres a una pérdida de su derecho constitucional a la intimidad corporal».

La demanda alega además que la NCAA «se ha alineado con los elementos más radicales de la llamada agenda de la diversidad, la equidad y la inclusión» en los campus universitarios con el fin de aumentar sus «índices de aprobación» y, en última instancia, promover lo que la demanda denomina «la incesante campaña de la NCAA para monetizar el deporte universitario y desviar la atención de la explotación financiera de los atletas universitarios».

Los atletas alegaron que esto ocurre «todo a costa de las mujeres estudiantes-atletas».