Inicio Derechos Humanos PROVIDAS CELEBRARON UN AÑO DE LA REVOCACIÓN DEL ABORTO EN EE. UU:...

PROVIDAS CELEBRARON UN AÑO DE LA REVOCACIÓN DEL ABORTO EN EE. UU: SE CALCULA QUE SE HAN SALVADO 200.000 NIÑOS DE MORIR ABORTADOS

414

Con ocasión del primer aniversario de la decisión histórica de la Corte Suprema de EE.UU. para revocar su precedente anterior sobre el aborto, el 24 de junio de 2022, todos los provida están celebrando los logros conseguidos, al tiempo que reflexionan sobre el camino a proseguir, con la gracia de Dios


Redacción Infocatólica – infocatolica.com


La Corte Suprema de Estados Unidos emitió la histórica decisión en el caso Dobbs vs. Jackson el 24 de junio de 2022. Se refería a una ley de Missisppi que prohibía el aborto después de las 15 semanas, en la que el estado contradecía la jurisprudencia precedente sobre el aborto en los casos Roe vs. Wade y Planned Parenthood vs. Casey. En última instancia, la Corte Suprema revocó sus propias sentencias anteriores, deshaciendo casi medio siglo de su propia sobre este asunto.

En virtud de Roe, los estados tenían prohibido restringir el aborto antes de la viabilidad, es decir, el momento en que un niño puede sobrevivir fuera del útero. Cuando se promulgó Roe en 1973, se consideraba que la viabilidad fetal se situaba en las 28 semanas de gestación, pero ahora, 50 años después, ahora se considera generalmente que es de 23-24 semanas.

Los detractores de la sentencia Roe, incluso los partidarios de permitir el aborto en ciertos casos argumentan que en 1973 se legalizó indebidamente el aborto en todo el país, cuestión que debería haberse dejado en manos de los legisladores del Congreso o de los gobiernos estatales. Muchos próvida, incluídos numerosos cristianos, también la Iglesia Católica, argumentaron que el aborto es dar muerte a un ser humano, que lo es desde su concepción, y que su legalización debería ser rechazada por motivos de razón moral natural. Los próvida impugnaron el aborto y la sentencia Roe durante décadas, en los tribunales y en por todos los medios, uniéndose anualmente en Marcha por la Vida que se celebra anualmente en Washington.

Prohibición o restricción del aborto 

Desde la sentencia del caso Dobbs, más de 20 estados han prohibido o restringido el aborto. Actualmente, el aborto no está permitido, con algunas excepciones, en 14 estados: Alabama, Arkansas, Idaho, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Missouri, North Dakota, Oklahoma, South Dakota, Tennessee, Texas, West Virginia y Wisconsin. Está limitado a seis semanas cuando se pueden detectar los latidos del corazón, en Georgia; 12 semanas en Nebraska; 15 semanas en Arizona y Florida; y limitado a 18 y 20 semanas en Utah y Carolina del Norte, respectivamente.

Además, la ley de latidos del corazón de Florida ha sido firmada por el gobernador republicano. Ron DeSantis y actualmente está siendo revisada por la Corte Suprema del estado. Y la medida de Carolina del Norte para limitar el aborto a 12 semanas entrará en vigor en julio.

Las prohibiciones u otras limitaciones están bloqueadas a la espera de recursos judiciales en otros 6 estados: Carolina del Sur, Arizona, Indiana, Dakota del Norte, Ohio, Utah y Wyoming.

Declaración del presidente del comité provida de los Obispos de EE.UU.

En una declaración del 6 de junio con motivo del primer aniversario de Dobbs, el obispo Michael F. Burbidge de Arlington, Virginia, presidente del Comité de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU., dijo: «Tenemos mucho que celebrar».

«Por la gracia de Dios, se ha puesto fin a casi 50 años de reinado del aborto a petición nacional. Roe vs. Wade, una lacra aparentemente insuperable para nuestra nación, ¡ya no existe!» dijo el obispo Burbidge. «En el último año, mientras que algunos estados han actuado para proteger a los niños antes de nacer, otros han actuado trágicamente para consagrar el aborto en la ley, promulgando políticas abortistas extremas que dejan a los niños vulnerables al aborto, incluso hasta el momento del nacimiento”

El obispo Burbidge pidió a los fieles que muestren una «solidaridad radical» con las mujeres que se enfrentan a un embarazo inesperado o difícil.

«En este cambiante panorama político, persistimos con confianza en nuestros esfuerzos por defender la vida», afirmó. «El trabajo que tenemos por delante sigue siendo no sólo cambiar las leyes, sino también ayudar a cambiar los corazones, con una fe firme en el poder de Dios para hacerlo. La tarea que tenemos ante nosotros comienza con nuestro conocimiento de la verdad y nuestro valor para decirla y vivirla con compasión», añadió.

Las reflexiones de los provida estadounidenses

Jeanne Mancini, presidenta de la organización Marcha por la Vida, dijo a OSV News que el primer año post-Roe ha sido «asombroso en muchos sentidos» en la reducción del aborto. Mancini dijo que la simple anulación de Roe en sí «es un logro enorme». «No estoy segura de que muchos de nosotros pensáramos que esto  ocurriría en nuestra vida», dijo.

Pero, dijo Mancini, el año siguiente a la decisión de Dobbs ha venido con muchas dificultades y también introdujo «un elemento de confusión«:

En los meses posteriores a la ley Dobbs, algunas mujeres de estados que restringían el aborto afirmaron que se les había negado la atención por abortos espontáneos o embarazos ectópicos, u otros problemas relacionados con el embarazo. Los activistas provida afirmaron que los proyectos de ley que restringían el aborto contenían excepciones para dichas circunstancias, mientras que los opositores afirmaron que los textos de los proyectos de ley no abordaban suficientemente dichas circunstancias o carecían de claridad sobre las excepciones.

El apoyo público al aborto legal también aumentó tras la derogación de Roe, según múltiples encuestas realizadas en los meses posteriores a la sentencia Dobbs. Y en las elecciones de noviembre, después de dicha sentencia, los votantes de todos los estados de EE.UU. rechazaron las medidas electorales destinadas a restringir el aborto o votaron a favor de codificar las medidas que protegen este procedimiento. 

«Creo que la derogación de Roe ha puesto de manifiesto lo conflictiva que es nuestra cultura respecto al aborto«, afirmó Mancini. «Esto me demuestra que todavía nos queda mucho trabajo por hacer».

«Nos queda un largo camino por recorrer hasta el día en que el aborto sea impensable«, reconoció Mancini, quien añadió que este camino debía continuar protegiendo a las dos vidas “y hacerlo con mucho amor», así como «por supuesto, enfatizar la verdad de que ser pro-vida es ser pro-mujer”, procurando a quienes tienen dificultades ´”bien el apoyo de un centro de atención al embarazo o bien el apoyo a financiero a nivel estatal», dijo.

Vidas salvadas

Las leyes próvida ya en vigor han tenido un impacto real en la cantidad de abortos en el país, como lo indica un informe de abril de la Sociedad de Planificación Familiar sin fines de lucro pro-aborto, que notó una disminución de más del 6% en la cantidad de abortos a nivel nacional en los seis meses después de la decisión Dobbs. El informe encontró que hubo aproximadamente 32.260 abortos menos durante seis meses en comparación con los números anteriores a Dobbs. El grupo recopiló datos del 83 % de los proveedores de servicios de aborto legal en los Estados Unidos y proporcionó estimaciones para el 17 % restante.

Tessa Longbons, investigadora asociada sénior del Instituto Charlotte Lozier, el brazo de investigación y educación de SBA Pro-Life America, le dijo al National Catholic Register que el grupo pro-vida estima que se han salvado 60.000 vidas en el año desde Dobbs, tomando los datos publicados por la Sociedad de Planificación Familiar y «extrapolándolos durante los próximos seis meses».

“Es posible que haya más datos disponibles que nos darán una mejor visión”, dijo, “pero por ahora, solo usando lo último que podemos ver de la industria del aborto para incluir estados que normalmente no informan abortos, como California, Maryland, New Hampshire… nos da una buena idea de lo que está sucediendo en los Estados Unidos en general».

Píldora abortiva y viajes entre estados

Mientras tanto, veinte estados han tomado medidas para mantener o ampliar el acceso al aborto dentro de sus fronteras, como Oregón, que destinó unos 15 millones de dólares a pagar los gastos de viaje de las mujeres que acuden al estado en busca de abortos.

California promulgó una ley que, según su gobernador Gavin Newsom, protegería de las leyes de otros estados a las pacientes y proveedores que viajan desde otros estados para practicar o someterse a abortos en California. Nueva York promulgó una ley similar.

Melanie Israel, analista de políticas sobre temas de vida en Heritage Foundation, dijo al Register que si bien es alentador que «Planned Parenthoods haya dejado de practicar abortos en estos estados pro-vida», señaló que «todavía tenemos un largo camino por recorrer para poder proteger completamente a las mujeres y los niños por nacer de las píldoras abortivas que aún pueden fluir a través de las fronteras estatales”.

Al abordar esta realidad, Israel señaló que Heritage Foundation, junto con otras organizaciones, envió una carta con protecciones pro-vida que quieren que sigan los miembros del 118º Congreso, incluida la limitación del “flujo interestatal de medicamentos peligrosos para el aborto”.

La administración del presidente Joe Biden ha garantizado el acceso generalizado a la píldora abortiva mifepristona a pesar de las importantes preocupaciones de salud y seguridad planteadas por los médicos pro-vida, en particular sobre la píldora que se proporciona sin la visita de un médico para verificar condiciones como un embarazo ectópico que pone en peligro la vida. . La Corte Suprema recientemente permitió que la píldora permaneciera en el mercado mientras continúa un caso judicial presentado por la Alianza pro-vida para la Medicina Hipocrática que desafía la aprobación de la droga por parte de la FDA.

Israel también lamentó que «estados como California, por ejemplo, están tratando de facilitar que alguien venga de otro estado y se haga un aborto allí en su estado».