Inicio Actualidad OBISPOS CONTRA OBISPOS: MONS. MUNILLA REFUTA CON TRES ARGUMENTOS EL ABSURDO PEDIDO...

OBISPOS CONTRA OBISPOS: MONS. MUNILLA REFUTA CON TRES ARGUMENTOS EL ABSURDO PEDIDO DE MONS SCICLUNA SOBRE EL CELIBATO SACERDOTAL

339

Ante la insistencia de Mons. Charles Scicluna, arzobispo de Malta y secretario adjunto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, en pedir el fin del celibato sacerdotal por medio de argumentos ciertamente cuestionable, Mons. José Ignacio Munilla, obispo de Orihuela-Alicante, ha decidido replicarle y preguntarle si habla a título personal o desde su cargo en el dicasterio vaticano.


Redacción por InfoCatólica – infocatolica.com


El arzobispo de Malta ha manifestado por dos veces en el ultimo mes, a The Times of Malta y al National Catholic Register, su deseo de que la Iglesia acabe con el celibato sacerdotal, La respuesta de Mons. Munilla llegó en las redes sociales:

Respondo a Mons. Scicluna con tres argumentos, para terminar formulándole una pregunta:

1º.- ¿De verdad cree que el matrimonio es el remedio contra la infidelidad sacerdotal? ¿Acaso no existen multitud de matrimonios con doble vida? Y, por otra parte, ¿qué hacemos con los sacerdotes que se divorcien?

2º.- La evolución de la disciplina del celibato en la tradición de la Iglesia (tanto en oriente como en occidente) ha ido dando pasos a lo largo de los siglos, siempre en la dirección de una mayor adecuación con Jesucristo, el cual fue célibe. La propuesta del Sr. Scicluna supondría una «involución» por primera vez en la tradición de la Iglesia, alejando nuestra disciplina del sacerdocio celibatario de Cristo.

3º.- El Sr. Scicluna parece olvidar que la vocación al sacerdocio es una llamada personal de Dios, en la que Él nos da su gracia para que podamos seguirle; y no una mera elección individual entre las distintas posibilidades que a cada uno le resulten más atrayentes…

Por último, a muchos católicos nos gustaría saber si Mons. Scicluna está haciendo declaraciones contra la ley del celibato desde su condición de miembro del Dicasterio para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, o si lo hace a título personal. ¡Es por saber a qué atenernos!