Inicio Derechos Humanos MUJERES MENORES DE 20 AÑOS QUE TOMAN LA PÍLDORA ANTICONCEPTIVA TIENEN UN...

MUJERES MENORES DE 20 AÑOS QUE TOMAN LA PÍLDORA ANTICONCEPTIVA TIENEN UN 130% MÁS POSIBILIDADES DE SUFRIR UNA DEPRESIÓN

678

Mientras que las que comenzaron a utilizarlas siendo adultas tenían un riesgo de depresión menor, del 92%. La investigación argumenta que podría deberse a los cambios hormonales que causan estragos en el bienestar emocional de las adolescentes.


Redacción Hispanidad – hispanidad.com


Cambridge University Press ha publicado un estudio dirigido por expertos en salud de la Universidad de Uppsala (Suecia), efectuado con una muestra de 265.000 mujeres -cuyos datos se extrajeron del Biobanco del Reino Unido- y que ha durado 4 años acerca de los efectos de tomar píldoras anticonceptivas (potencialmente abortivas). 

Pues bien: el estudio concluye que las mujeres que empiezan a tomar píldoras anticonceptivas en la adolescencia tienen un riesgo drásticamente mayor de desarrollar depresión que las que nunca han tomado anticonceptivos, recoge Religión en Libertad. 

En concreto, el estudio descubrió que las mujeres que empezaron a tomar anticonceptivos orales antes de cumplir los 20 años tenían una tasa de depresión un 130% mayor que las que nunca lo habían tomado.

Por su parte, las que comenzaron a utilizarlas siendo adultas tenían un riesgo de depresión menor, del 92%. El equipo de investigación argumenta que la relación podría deberse a los cambios hormonales que causan estragos en el bienestar emocional de las adolescentes.

El método anticonceptivo estudiado fueron las píldoras anticonceptivas combinadas, que contienen progestágeno, un compuesto parecido a la hormona progesterona, y estrógeno. El progestágeno previene la ovulación y espesa el moco cervical para evitar que los espermatozoides ingresen al útero, mientras que el estrógeno adelgaza el revestimiento uterino para dificultar la implantación de un óvulo fertilizado.

Tras analizar estos datos, se determinó que las píldoras anticonceptivas aumentan el riesgo de padecer depresión en un 73% durante los primeros dos años de uso. Una vez transcurrido ese tiempo de uso continuado, la tasa de mujeres diagnosticadas de depresión disminuye.

No obstante, haber tomado alguna vez en la vida un anticonceptivo oral se asoció con una tasa global más alta de depresión en comparación con las mujeres que nunca lo habían tomado. Además, las usuarias adolescentes tenían una incidencia de depresión aún mayor, incluso después de dejar de usar la píldora, lo que no se observó en el grupo adulto de píldoras anticonceptivas.

El estudio apunta a la necesidad de que los profesionales de la salud sean más conscientes de los posibles vínculos entre la depresión y el uso de píldoras anticonceptivas. Los investigadores concluyen que es importante que los proveedores de atención informen a las mujeres que están considerando usar píldoras anticonceptivas sobre el riesgo potencial de depresión como efecto secundario del medicamento.