Inicio Derechos Humanos LA PEDOFILIA ES PROMOVIDA EN INSTAGRAM ¿Y DÓNDE ESTÁ LA INQUISICIÓN DE...

LA PEDOFILIA ES PROMOVIDA EN INSTAGRAM ¿Y DÓNDE ESTÁ LA INQUISICIÓN DE VERIFICADORES DE ZUCKERBERG?

526
A picture taken on October 18, 2021 in Moscow shows the US social network Instagram's logo on a tablet screen. (Photo by Kirill KUDRYAVTSEV / AFP) (Photo by KIRILL KUDRYAVTSEV/AFP via Getty Images)

En la red social funciona todo un ecosistema que se extiende por medio de etiquetas, supuestas cuentas de menores que se «promocionan» a sí mismos y pseudónimos para compartir contenido sexual, reveló una investigación de The Wall Street Journal. Desde Meta dicen hacer esfuerzos, pero son insuficientes

REDACCIÓN PANAMPOST

Otra vez Mark Zuckerberg, dueño de Meta, está bajo el ojo público. En esta ocasión no por sus preferencias políticas a favor del Partido Demócrata, o por el declive del Metaverso que anunció hace meses con tantos bombos y platillos. La razón del nuevo escándalo es que Instagram, plataforma que es propiedad de su compañía, permite que una enorme, dinámica y demandante red de pedofilia haga de las suyas.

Usan etiquetas para conectar contenido similar, hay cuentas que venden material y además, numerosos perfiles que lo consumen. El hallazgo hecho por The Wall Street Journal e investigadores de la Universidad de Stanford y el Universidad de Massachusetts Amherst, demuestra que la red social contiene mucho más que fotografías y videos sobre fitness, coreografías o chistes. Lo que hay más allá sobrepasa el concepto de lo repulsivo.

Sarah Adams es una madre canadiense de dos hijos que pudo ver de qué se trata. Al tener una comunidad en contra de la explotación infantil, uno de sus seguidores le envió contenido perturbador de “niños incestuosos”. La cuenta con ese material de “colección de memes a favor del incesto” contaba con unos 10000 seguidores. Adams reportó la cuenta a Instagram y trató de olvidarse del asunto. Pero el tema volvió. Otros padres le comentaron que mirando su perfil de Instagram, “se les estaba recomendando el tema ‘niños pequeños incestuosos’”.

La historia reseñada por WSJ demuestra cómo Instagram promueve recomendaciones y por ende, la viralización de contenido ilegal, de acuerdo tanto en las leyes federales estadounidenses como en el reglamento de Meta. El hallazgo sobre pedofilia en Instagram incluso llegó al empresario y dueño de Twitter, Elon Musk, quien lo calificó de “extremadamente preocupante”.

RED SEXUAL INFANTIL EN NÚMEROS

“Que un equipo de tres académicos con acceso limitado pudiera encontrar una red tan grande debería activar las alarmas en Meta”, esa es la frase clave que dio al medio estadounidense Alex Stamos, jefe del Observatorio de Internet de Stanford. Y es que así fue como detectaron la vasta red de pedofilia en Instagram.

Estos son algunos números que arrojó la lapidaria investigación:

  • Detectaron 405 vendedores de contenido sobre sexo infantil “autogenerado”, o cuentas supuestamente administradas por niños. Aunque dudan de que realmente pertenezcan a menores.
  • Del número anterior, 112 cuentas con la descripción de “vendedor” en sus biografías, tenían colectivamente 22000 seguidores únicos.
  • Meta representó el 85 % de los informes de pornografía infantil presentados al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados en 2022, incluidos unos cinco millones de Instagram.
  • El equipo de Stanford encontró 128 cuentas que ofrecían vender material de abuso sexual infantil en Twitter, menos de un tercio del número que encontraron en Instagram.
  • Las cuentas de vendedores suelen indicar la supuesta edad del niño, detallando que está “en el capítulo 14” o “tiene 31 años”, seguido de un emoji de una flecha invertida.

CON LENGUAJE PROPIO

La pedofilia está a sus anchas en Instagram, pero no quiere decir que se promocionen tan abiertamente, o al menos eso tratan de disimular. Usan pseudónimos o siglas. Por ejemplo, emojis como la imagen de un mapa o etiquetas como #pedobait, #mnsfw (abreviatura de “minor is not safe for work”) y #preteensex.

Por ahora, no hay una solución de raíz. Lo cual es contrastante con el enfoque que Twitter tiene desde que Elon Musk asumió como dueño. Apenas llegó a las oficinas de la red social, el multimillonario aseveró que uno de sus primero objetivos sería abordar la explotación infantil. Pero desde Meta no parecen hacer los mismos esfuerzos.

La compañía de Mark Zuckerberg trata de defenderse de los hallazgos de WSJ. Reconocen los problemas dentro de sus operaciones y que “están investigando continuamente formas de defenderse activamente” en contra de esos contenidos. Agregaron que en los últimos dos años eliminaron 27 redes de pedófilos y “están planeando más eliminaciones”. Seguido a eso, un portavoz aseguró que solo en enero eliminaron “490.000 cuentas por violar sus políticas de seguridad infantil”. Pero Instagram tiene actualmente más de 1000 millones de usuarios en todo el mundo. Por ende, los esfuerzos lucen insuficientes.