Inicio Derechos Humanos LA ORACIÓN SILENCIOSA NO ES UN DELITO: SE ACABA DE DAR UNA...

LA ORACIÓN SILENCIOSA NO ES UN DELITO: SE ACABA DE DAR UNA VICTORIA PARA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y DE CULTO EN EL REINO UNIDO

453

«Su historia ha advertido al mundo que las libertades fundamentales son vulnerables en el Reino Unido”, comentó Jeremiah Igunnubole, asesor jurídico de ADF UK, que apoyó la defensa legal de Vaughan-Spruce.


Redacción Hispanidad – hispanidad.com


En Reino Unido, en lo que supone una victoria para la libertad de expresión y la libertad de manifestar las propias creencias, se han retirado los cargos contra Isabel Vaughan-Spruce, que fue detenida hace meses por rezar ante un abortorio. La policía ha presentado una disculpa por tardar más de medio año en «investigar» el caso, informa Lifenews.

Recordemos que la detención captó la atención mundial por un vídeo viral, en el que la policía acusaba a Vaughan-Spruce de cometer un delito por rezar en silencio en su propia mente: «Ha dicho que ha estado rezando, que es el delito».

«No estamos en 1984, sino en 2023: nunca deberían haberme detenido o investigado simplemente por los pensamientos que tenía en mi mente. Rezar en silencio nunca es delito. Acojo con satisfacción la decisión de la policía de West Midland de poner fin a su investigación y sus disculpas por el tiempo que tardó en hacerlo, pero es importante destacar las implicaciones extremadamente perjudiciales de esta terrible experiencia, no sólo para mí, sino para todos los que se preocupan por las libertades fundamentales en el Reino Unido. Lo que me ocurrió a mí indica a los demás que ellos también pueden ser detenidos, interrogados, investigados y posiblemente procesados si se les sorprende ejerciendo su libertad básica de pensamiento», comentó Isabel Vaughan-Spruce al recibir las disculpas de la policía de West Midlands.

“Ahora que las autoridades han llegado dos veces a la conclusión de que la oración silenciosa no es un delito (una conclusión a la que también llegó el Ministro del Interior la semana pasada), estoy agradecida de reanudar mi práctica de orar en silencio por las mujeres en embarazos críticos”, continuó Vaughan-Spruce.