Inicio Actualidad LA GUERRA NO HACE DIFERENCIAS: OTRA CRISTIANA ASESINADA, ESTA VEZ POR EL...

LA GUERRA NO HACE DIFERENCIAS: OTRA CRISTIANA ASESINADA, ESTA VEZ POR EL EJÉRCITO DE ISRAEL

199

Farah, soltera, era profesora de música y tocaba el órgano en la parroquia. Asesinada recientemente: «Vivía, rezaba y participaba en todo», comentó el padre Gabriel.


Redacción por Zenit – es.zenit.org


El padre Gabriel Romanelli, del Instituto del Verbo Encarnado, informó desde Jerusalén el asesinato de Elham Farah, anciana profesora de música y pianista que participaba en la parroquia católica latina de la Sagrada Familia, ubicada en el corazón de la Franja de Gaza, huyendo de los bombardeos israelíes. Recibió un disparo el domingo 5 de noviembre de 2023 cuando intentaba comprobar si su casa estaba bien.

Se refugió en la parroquia católica de la Sagrada Familia en Gaza. Mujer de gran vitalidad, de excelente humor, muy apreciada profesional y humanamente no sólo por sus alumnos. Preocupada por su casa en el barrio de Rimal, la visitaba para comprobar que estaba bien. «El viernes pasado [10 de noviembre, ndr] me logró llamar en la noche, en un momento que tuvieron señal, y me decía “fui a buscar algunas cosas”». El domingo por la tarde regresó a su casa, a pesar de que le advirtieron que la presencia del ejército israelí provocaba «muchos enfrentamientos».

«En el camino, le dispararon a las piernas». Desde el suelo, «pudo hacer algunas llamadas diciendo cómo estaba. Vecinos musulmanes quisieron ayudarla, pero también dispararon contra ellos. Nadie pudo llegar y murió en ese lugar. De hecho, el cuerpo todavía no había sido recuperado». Ya de día, un vehículo militar israelí la remató pasándole por encima, según relatan los testigos del hecho. Es evidente que no se la podía confundir con un presunto “terrorista”, informa Mundo Clásico.

Las declaraciones del padre Romanelli expresaron «un dolor enorme por la muerte de una persona querida de una manera tan trágica y deleznable: lamentable que no haya sido tratada como un ser humano». El sacerdote recordó a más cristianos fallecidos, sobre todo por el derrumbamiento de un edificio ortodoxo el 19 de octubre: Helen, Viola, Tarek, Abdelnul, Suhel, Judy…

Desde Jerusalén, donde se ha refugiado el padre Romanelli, pide: «Recen mucho por la comunidad cristiana, por todos los habitantes de la Franja de Gaza: para que se llegue al final de la guerra, a una tregua, que sean liberados los que están privados de libertad, que lleguen las ayudas humanitarias numerosas a todos».