Inicio Noticias Internacionales GOOGLE Y YOUTUBE CENSURARÁN CONTENIDO PROVIDA

GOOGLE Y YOUTUBE CENSURARÁN CONTENIDO PROVIDA

462

Y lo reviste de oficialidad tomando como referencia el aborto según la OMS, es decir, el aborto como derecho humano que hay que garantizar.


Redacción Hispanidad – hispanidad.com


Es la nueva ‘Política de desinformación médica’, eufemismo con el que Google, dueño de YouTube, designa las nuevas pautas de censura que aplicará a partir de ahora a cualquier vídeo de la plataforma. En resumen, y utilizando su propio lenguaje, censurará “desinformación sobre prevención”, “desinformación sobre los tratamientos” y, lo mejor de todo, “desinformación basada en el negacionismo”.

La información es de C-Fam y, aunque YouTube centra el asunto en información relacionada de alguna forma con el Covid, lo cierto es que esa es sólo la excusa. Porque el objetivo último de Google no es la salud de los usuarios, que le importa menos que nada, sino censurar a todo aquel que cuestione las directrices del Nuevo Orden Mundial (NOM), entre las que se encuentra el aborto como derecho humano.

Esa es la clave: revestir de oficialidad la censura para que nadie le pueda acusar… de censura. En cualquier caso, todo lo hace «por nuestro bien», naturalmente. Así, Google (YouTube) deja claro que su nueva política de desinformación médica irá destinada a todos esos contenidos que critiquen o pongan en duda lo que diga la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo dependiente de la ONU cuya pretensión, por si todavía hay algún despistado, es ejercer de gobierno mundial.

¿CUÁL ES LA POSICIÓN DE LA OMS SOBRE EL ABORTO?

Que el aborto es un «derecho humano» y que, por tanto, debe estar al alcance de todos. “La falta de acceso a servicios de aborto seguros, oportunos, asequibles y respetuosos es una cuestión crítica de salud pública y derecho humanos”, afirma el organismo.

Google no quiere dejar cabos sueltos ante el avance provida que está experimentando EEUU. Por eso, extenderá la censura a enlaces a terceros e, incluso, podrá cancelar permanentemente un canal sin previo aviso “si se incurre en un solo caso grave de abuso o si el canal está dedicado a infringir alguna política”, afirma la plataforma.

En otras palabras, si le viene en gana, Google podrá cancelar de manera permanente un canal de YouTube que afirme que el aborto es matar al niño en el seno de su madre, o que difunda vídeos de abortos reales con la torcida intención de mostrar la salvajada que supone matar al ser humano más indefenso de todos.

Lo cierto es que YouTube ya ha practicado la censura en más de una ocasión. Ha censurado en varias ocasiones el canal católico La Contra TV y el canal del sacerdote Santiago Martín, entre otros.