Inicio Derechos Humanos EL VERDADERO ROSTRO DEL ABORTO HA SIDO OCULTADO INCLUSO POR GRUPOS PROVIDAS

EL VERDADERO ROSTRO DEL ABORTO HA SIDO OCULTADO INCLUSO POR GRUPOS PROVIDAS

281

Abby Johnson, antigua directora de Planned Parenthood, advierte sobre la brutalidad oculta del aborto, argumentando que, si la sociedad presenciara el desgarrador proceso, más personas se opondrían a esta práctica.


Redacción InfoCatólica – infocatolica.com


Abby Johnson, ex directora de un centro abortista de Planned Parenthood, ha explicado que si la gente pudiera ver cómo se «descuartiza» a los bebés en el útero, se opondría a la «barbarie» del aborto.

«Creo que, si la gente viera realmente el aborto tal y como es, creo que más gente estaría en contra. Creo que una de las razones por las que el aborto sigue aumentando en este país, por las que tanta gente protesta contra la anulación de Roe contra Wade, es porque no se ve a la víctima del aborto», dijo Johnson, la conocida activista provida estadounidense.

Johnson fue directora de un centro abortista de Planned Parenthood. Más tarde abandonó el sector tras ser testigo directo del horror del aborto.

«No ves a ese niño siendo desmembrado en el vientre de su madre», explicó Johnson. «No se ven las partes del cuerpo apiladas unas encima de otras. Creo que, si la gente pudiera ver realmente la barbarie del aborto, si pudieran ver lo terrible que es el aborto, más gente estaría en contra».

Un portavoz de SPUC dijo: «La industria del aborto depende de encubrir los horrores que tienen lugar a sus puertas. Ver para creer, y el aborto es tan horrible que mucha gente simplemente no puede comprender la brutalidad de un bebé desmembrado en el vientre de su madre».

«Por eso son tan importantes Abby Johnson y otros antiguos trabajadores abortistas, que transmiten la estremecedora verdad sobre el aborto a gente buena pero poco comprensiva, que hasta ahora no sabe lo que es un aborto y lo que se destruye».

«Hay ciertas verdades, imágenes particulares, que no pueden dejar de verse. La imagen del asesinato deliberado y la destrucción de un bebé no nacido es una de esas imágenes: la de una vida inocente desarticulada». Eso es un aborto y lo que Johnson vio: «Una espina dorsal dando vueltas en el vientre de la madre antes de sucumbir».