Inicio Derechos Humanos EL PRESIDENTE DE HUNGRÍA RECHAZA EL CHANTAJE ECONÓMICO DE LA UNIÓN EUROPEA...

EL PRESIDENTE DE HUNGRÍA RECHAZA EL CHANTAJE ECONÓMICO DE LA UNIÓN EUROPEA PARA APOYAR EL ACTIVISMO LGBTQ+

263

Las declaraciones del primer ministro húngaro se producen después de que el Parlamento Europeo aprobara una resolución en la que pide a Bruselas que retenga más fondos a Budapest.


Redacción RT en Español – esrt.press


El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha expresado en una entrevista con la emisora Kossuth que la Unión Europea no podrá convencer a su país de que cambie sus políticas migratorias y sobre la comunidad LGBTQ+ reteniendo el pago de sus fondos.

«No pueden chantajearnos económicamente con estas cuestiones porque son más importantes que el dinero«, afirmó, agregando que es bueno tener dinero de la UE, pero que comparado con el tamaño de la economía húngara es una cantidad pequeña.

«No hay dinero por el que dejaríamos entrar a los inmigrantes, no hay dinero por el que permitiríamos que nuestro país estuviera poblado por ellos, y no hay dinero por el que entregaríamos a nuestros hijos a los activistas LGBTQ», enfatizó el primer ministro húngaro.

Las declaraciones de Orbán se producen después de que el Parlamento Europeo aprobara una resolución en la que pide a Bruselas que retenga más fondos a Budapest hasta que el Gobierno cumpla todos los criterios encaminados a revertir la «erosión de la democracia, el Estado de derecho y los derechos fundamentales». La resolución fue aprobada con 345 votos a favor, 104 en contra y 29 abstenciones.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha sido criticada por la decisión del mes pasado de desbloquear unos 10.200 millones de euros (11.100 millones de dólares) para Hungría, aproximadamente un tercio de los fondos bloqueados un año antes por «retrocesos democráticos y corrupción bajo el gobierno de Orbán», señala Bloomberg. El miércoles, Von der Leyen subrayó que los cerca de 20.000 millones de euros aún congelados seguirán así «hasta que Hungría cumpla todas las condiciones necesarias», incluidas las relativas a los derechos LGBTQ y de asilo.