Inicio Derechos Humanos EJECUTIVA DE PORSCHE ES CONDENADA SOLO A SIETE AÑOS Y MEDIO DE...

EJECUTIVA DE PORSCHE ES CONDENADA SOLO A SIETE AÑOS Y MEDIO DE PRISIÓN EN ALEMANIA POR ARROJAR A SU HIJA RECIÉN NACIDA DESDE LA VENTANA DE SU APARTAMENTO

239

Las consecuencias de seguir el pensamiento feminista radical que hace creer a muchas mujeres que la maternidad afectará su carrera profesional.

Redacción infocatolica.com

Una ejecutiva de un fabricante de automóviles de lujo que arrojó a su hija recién nacida por la ventana de un apartamento porque temía que la maternidad arruinara su carrera ha sido condenada a sólo siete años y medio de prisión.

Aunque fue juzgada por asesinato, Katarina Jovanovic, de 28 años y natural de Lauffen am Neckar (Alemania), fue declarada culpable del cargo menor de homicidio involuntario en el Tribunal de Distrito de Heilbronn el 3 de julio, según un informe del Daily Mail.

Jovanovic, de 28 años, que había trabajado como abogada para el mundialmente famoso fabricante de automóviles Porsche y que, al parecer, había mantenido su embarazo en secreto, dio a luz en su apartamento el 12 de septiembre de 2023 y, a continuación, «dejó caer» al bebé desde una ventana a unos 3 metros de altura sobre la acera.

Un transeúnte horrorizado alertó a la policía tras descubrir al bebé -cuyo cráneo había quedado destrozado por la caída- en el asfalto, bajo la ventana de Jovanovic.

«La acusada no estaba dispuesta a dejar en suspenso sus planes de vida, especialmente su ascenso profesional, por un niño», declaró ante el tribunal la fiscal Mareike Hafendoerfer. «Esa fue su decisión cuando nació el bebé, y como resultado, se cumplen los criterios para una condena por asesinato». 

Los abogados defensores de Jovanovic replicaron que, como mucho, era culpable de homicidio involuntario porque había «dejado caer accidentalmente» al bebé por la ventana minutos después de haber dado a luz a su hijo. 

«Cuando de repente tuvo al bebé ensangrentado en sus manos, se encontraba en una situación psicológica excepcional», explicó su abogado, Malte Hoech. «Fue un accidente, se le cayó el bebé». 

«Queda por determinar cómo acabó el niño sobre el alféizar de la ventana», añadió Hoech.

Horribles antecedentes similares

Este desgarrador asesinato de un bebé a manos de su madre dista mucho de ser un incidente aislado. 

En 2020, una mujer de Queens (Nueva York) fue detenida por intento de asesinato tras arrojar a su hijo recién nacido por la ventana del cuarto de baño, instantes después de nacer.

El bebé fue descubierto por una vecina que había oído gemidos y fue a investigar. Encontró al bebé desnudo, con el cordón umbilical aún unido, tirado en el suelo junto a la zona de basuras del edificio.

En 2017, una mujer de California intentó tirar a su hijo recién nacido por el retrete.

Los empleados de un restaurante McDonald’s en California se preocuparon después de que una compañera de trabajo no regresara tras repetidos viajes al baño. 

Al ver una mancha de sangre en el suelo que rodeaba el retrete ocupado por la mujer, el empleado se asomó por encima de la mampara y vio a un recién nacido boca abajo en la taza del váter. 

La mujer, que acababa de dar a luz, tenía la mano en la espalda del bebé, según la fiscalía. «La empleada oyó entonces que el inodoro tiraba de la cadena».

En ambos casos, los bebés sobrevivieron milagrosamente a sus calvarios. 

En 2015, una recién nacida fue enterrada viva en el lecho del río Compton; sobrevivió a ser arrojada a la basura. En octubre de 2013, se descubrió un bebé muerto en el bolso de un adolescente de 17 años sospechoso de hurto en Manhattan; ese mismo mes, se encontró a un recién nacido abandonado sobre el hormigón en el patio trasero de una casa en Queen’s. En agosto de 2013, una madre dio a luz en el baño de un bar de Pensilvania, dejó a su bebé en el agua del inodoro y volvió al bar para ver una pelea en la televisión.

En junio de 2013, se descubrieron recién nacidos en cubos de basura en California y Arkansas; ese mismo mes, una madre dio a luz en su retrete, arrojó al bebé en su bolsa de basura y tiró la bolsa a un contenedor. En mayo de 2013, una adolescente tiró a su recién nacido en su cubo de basura. En mayo de 2013, una adolescente de Pensilvania intentó tirar a su bebé por el retrete en el colegio. En diciembre de 2012, se encontró a un recién nacido en la cinta transportadora de una instalación de clasificación de basura en California.

Ejemplos espeluznantes como este siguen y siguen por la falta de formación espiritual, con valores y principios cristianos en las familias y dejando que los hijos vivan lejos de un comportamiento recto y verdadero, imbuidos en pensamientos progres, feministas, ateístas, sin Dios, sin nada.

Estas son las consecuencias en las sociedades que se dicen de primer mundo, donde prima el mayor nivel de vida (económico y social) pero, como vemos, ello no es sinónimo ni garantía de mayor nivel moral y de mejores buenas costumbres, pues prima más el yoísmo.

Y de esta manera, continúa la ley de Herodes matando a niños inocentes esta vez a manos de sus propias madres o de sus propios padres.