Inicio Derechos Humanos DESPIDEN A INGENIERO DE SOFTWARE POR NO DEJARSE IMPONER LA IDEOLOGÍA DE...

DESPIDEN A INGENIERO DE SOFTWARE POR NO DEJARSE IMPONER LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO

432

Chad Scharf, que trabajaba como Vicepresidente de Ingeniería de Software en la empresa de gestión de contraseñas Bitwarden en EE.UU., perdió su empleo por negarse a violar sus creencias religiosas al no hacer suya la ideología de género que dicha empresa quiere imponer a sus empleados.

Redacción Infocatólica – infocatolica.com

Scharf fue despedido por poner en su perfil el término «Asignado por Dios» al referirse a su condición sexual, un acto que vino precedido de presiones de la empresa para que incluyera la «ideología de género» en nombre de la «inclusión».

«En última instancia, me despidieron porque mi fe ‘podría ofender’ a alguien o podría haber hecho que alguien ‘no se sintiera bienvenido’», dijo Scharf a LifeSiteNews por correo electrónico. «Estas son las declaraciones utilizadas por el jefe de Recursos Humanos para quejarse ante el CEO que razonó que mi fe estaba de alguna manera acosando a la gente a través de la declaración de ‘asignado por Dios’ en el campo de pronombre de mi perfil de Slack».

«Ni siquiera hubo una queja real de acoso u ofensa, se basó puramente en la señalización de mi condición y la mera especulación», añadió.

Scharf comenzó a trabajar para la empresa en 2020, un año antes de que se iniciaran los esfuerzos de «inclusividad» en toda la empresa. Junto con otros empleados, Scharf fue presionado para no hacer referencia a la asignación de sexo para cada persona por parte de Dios

A pesar de las demandas de cuatro instancias de la dirección, el empleado se negó a faltar a la verdad y a violar su fe católica. De hecho, durante todo este tiempo, Scharf «siguió manteniendo conversaciones con RRHH [recursos humanos]», incluida la participación «en un comité sobre el tema de la ‘inclusión’ y aportó ideas sobre cómo Bitwarden podría modificar su enfoque de la ‘inclusión’ para ser verdaderamente inclusivo con todas las creencias, religiones y credos».

La comunicación con la empresa incluyó una carta escrita al director general de Bitwarden, Michael Crandell, explicando «por qué no podía dejar de lado sus creencias católicas mientras trabajaba.» En agosto de 2022, se volvió a pedir a Scharf que eliminara las referencias a su fe porque «RRHH dijo que dos empleados se sentían acosados por la declaración religiosa.»