Inicio Derechos Humanos ACUSAN A INSTITUCIÓN CATÓLICA DE BRINDAR ANTICONCEPTIVOS Y ABORTOS A MENORES DE...

ACUSAN A INSTITUCIÓN CATÓLICA DE BRINDAR ANTICONCEPTIVOS Y ABORTOS A MENORES DE EDAD EN ÁFRICA

321

Catholic Relief Services (CRS), el brazo humanitario de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés), habría participado en programas de anticoncepción y aborto en algunos países africanos, según denuncia un estudio conjunto del Lepanto Institute (LI) y el Population Research Institute (PRI).


Redacción ACI Prensa – aciprensa.com


“Hay que poner fin a la supuesta participación de Catholic Relief Services en la promoción de programas de anticoncepción y aborto en algunos países africanos”, afirman los responsables de ambos institutos.

El llamamiento al brazo humanitario de la USCCB para que ponga fin a su supuesta participación en programas que fomentan la reducción de la población en algunos países africanos tuvo lugar durante una conferencia de prensa virtual, celebrada el 6 de marzo, en la que se destacaron las conclusiones del informe conjunto de 120 páginas elaborado por ambas organizaciones sobre el tema.

Estas acusaciones han sido rechazadas este 15 de marzo por Beatriz Afanador, directora de Marketing y Comunicación de CRS para el mercado hispano.

“Estas acusaciones no son nuevas, son simplemente reiteraciones de afirmaciones realizadas antes, que en su momento han sido investigadas a fondo”, declaró Afanador a EWTN Noticias. Añadió que luego de varias evaluaciones, “CRS ha confirmado que estas afirmaciones son completamente infundadas”.

Durante la conferencia de prensa virtual, el presidente del PRI, Steven Mosher, afirmó que iniciaron la investigación preocupados por el hecho de que CRS había «dirigido la aplicación del Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del Sida (PEPFAR) denominado Mujeres decididas, resilientes, empoderadas, libres de sida, tuteladas y seguras (DREAMS, por sus siglas en inglés) en varios países africanos, y que en este contexto estaba promoviendo preservativos y anticonceptivos, así como implantando redes de derivación sanitaria que incluían promotores y proveedores de abortos y anticonceptivos».

Mosher añadió: “A lo largo de un año, LI y PRI recibieron de nuestros investigadores miles de páginas de documentos, conversaciones grabadas y fotografías que, en conjunto, revelan que CRS ha remitido, en múltiples países, a niñas de tan sólo 10 años a proveedores de abortos y anticonceptivos. Además, ha sido el ‘principal ejecutor’ de proyectos que, a través de una red de socios, están diseñados para difundir y promover la anticoncepción y los preservativos, e incluso ha corrompido la buena moral de las jóvenes con sus propios materiales”.

Camerún

Al presentar un resumen de sus hallazgos en la nación centroafricana de Camerún, el presidente de LI, Michael Hichborn, se refirió al papel de CRS en la realización del proyecto Intervenciones Clave para Desarrollar Sistemas y Servicios (KIDSS, por sus siglas en inglés) en el país.

Hichborn señaló: “CRS dirigió la implementación del proyecto KIDSS en Camerún, lo que significaba que tenía la responsabilidad general de financiar e implementar el proyecto en todos sus aspectos”.

«CRS elaboró material, con su propio logotipo, que promueve la masturbación, el ‘sexo seguro’ y desaconseja mantener relaciones sexuales sin utilizar preservativo”, añadió durante la conferencia virtual del 6 de marzo. 

El presidente de LI continuó: “La promoción de la masturbación se adaptó de un programa llamado ‘Mi cuerpo cambiante’, que CRS implementó en Ruanda, pero que luego negó públicamente haberlo hecho”.

También se refirió a la asociación entre CRS y el Reseau National des Associations de Tantines (RENATA), una organización camerunesa sin fines de lucro que supuestamente lucha por los derechos de las madres adolescentes.

 «CRS se asoció con RENATA, una organización que aboga por el aborto, remitiendo a las niñas a RENATA para que recibieran servicios de salud sexual y reproductiva», indicó.

El presidente de LI continuó explicando: “La asociación de CRS con RENATA, que incluía financiación, parece haber violado la Mexico City Policy (La política de Ciudad de México) entonces vigente, dado que RENATA abogaba simultáneamente por la legalización del aborto en Camerún, una actividad prohibida a los beneficiarios o subdonatarios». 

«CRS creó una red de derivación sanitaria que incluía organizaciones que promueven la anticoncepción, como RENATA, Horizons Femmes, SWAA y otras», agregó.

Hichborn también explicó: «El proyecto KIDSS dirigido por CRS finalizó formalmente en 2023, pero esencialmente continuó bajo un nuevo nombre, CoSMo, y con una nueva organización líder, la Conferencia Episcopal Nacional de Camerún (NECC).  CoSMo se apoya en la misma red de referencias de RENATA, Horizons Femmes, SWAA, entre otras, y CRS sigue ayudando a guiar el proyecto».

El estudio conjunto, según el presidente de LI, también reveló que «el director de proyecto de CRS para el proyecto KIDSS, que sigue trabajando como director de zona para CoSMo, es partidario del aborto y la anticoncepción».

«Los hospitales católicos de Camerún han sido reclutados como socios en el proyecto CoSMo y proporcionan materiales pornográficos de educación sexual que promueven la anticoncepción y los preservativos. Los propios materiales son suministrados por CARE y la Universidad de Georgetown, organizaciones con las que CRS colabora a menudo», afirmó Hichborn al presentar pruebas sobre la implic

ación del brazo humanitario de la USCCB en la promoción de los anticonceptivos y el aborto en Camerún. 

Zimbabue

Durante la conferencia virtual del 6 de marzo, el director de Comunicaciones de la Liga Americana por la Vida, Rob Gasper, manifestó que CRS dirigió la implementación del proyecto DREAMS en la nación sudafricana de Zimbabue.

A través de un proyecto llamado Pathways, DREAMS se puso en funcionamiento entre 2018 y 2022, señaló Gasper, y agregó: «Uno de los objetivos principales de DREAMS es ‘aumentar la mezcla de métodos anticonceptivos’, es decir, fomentar el uso tanto de condones como de anticonceptivos de acción prolongada (DIU, implantes anticonceptivos, Depo-Provera), entre adolescentes y niñas jóvenes en poblaciones vulnerables”.

Basándose en las conclusiones del estudio conjunto, la Liga Americana por la Vida afirmó que «los socios ejecutores de CRS —organizaciones a las que CRS enviaría a las niñas inscritas en DREAMS— eran responsables de cumplir los requisitos del proyecto para promover y suministrar preservativos y anticonceptivos”.

«El propio jefe de CRS en Zimbabue confirmó que estas referencias se hicieron con el conocimiento y consentimiento directo de CRS. Una videoconferencia sobre Pathways celebrada por CRS también lo confirma», añadió Gasper.

Los socios de CRS en Pathways, Cáritas Zimbabue, JP Kapnek, Musasa, el Ejército de Salvación y Africaid promueven la contracepción. Africaid incluso declaró que CRS les dio acceso a niños de 6º grado donde repartieron preservativos, afirmando que CRS conocía la existencia de los preservativos y no se opuso.

«Childline Zimbabwe, socio de CRS en Pathways, además de promover y proporcionar anticonceptivos, también deriva a niñas para que aborten», declaró el director de comunicación de la Liga Estadounidense por la Vida.

Y añadió sobre los programas en Zimbabue: «El proyecto Pathways de CRS colaboró directamente con campañas de divulgación pública, como Stop the Bus, diseñadas explícitamente para repartir preservativos».

Lesoto

En su intervención durante la conferencia virtual del 6 de marzo, Hichborn precisó que en Lesoto, un reino sin salida al mar al estar rodeado por Sudáfrica, «el proyecto 4Children de CRS incluía educación sexual pornográfica y remitía a las niñas a vendedores de anticonceptivos a través del proyecto general DREAMS».

«El manual educativo Go Girls! en uso, del que se proporcionó una copia a nuestros investigadores locales, era idéntico a uno que habíamos descubierto anteriormente en Internet. Incluye contenidos sexualmente explícitos, por no decir pornográficos», añadió.

El presidente de LI agregó: «Cáritas y otros colaboradores de DREAMS confirmaron nuestra preocupación de que se enviaba a las niñas a vendedores de anticonceptivos como Population Services International (PSI) durante los ‘días de servicio comunitario’ como parte integral del proyecto”.

«A través de los ‘días de servicio comunitario’ de KB, durante los cuales se hicieron demostraciones abiertas y se distribuyeron preservativos, CRS se encargó de coordinar los ‘vínculos con los servicios’ entre los diversos socios de DREAMS», indicó Hichborn.

Y añadió: «CRS sigue participando activamente como ‘socio ejecutor’ en el proyecto sucesor de DREAMS, que se llama Karabo ea Bophelo (KB). Uno de los principales objetivos de KB, que confirmamos repetidamente en entrevistas y materiales de fuentes directas, era aumentar la prevalencia del uso de anticonceptivos entre los jóvenes de Lesoto. En otras palabras, es un programa de control de la población antinatalista».

«En el transcurso de reuniones en la sede de KB en las que participaron representantes de CRS, nuestro investigador vio grandes cajas de preservativos que el personal de KB descargaba de una furgoneta, y una caja de preservativos en el cuarto de baño, lo que ilustra gráficamente la finalidad de los proyectos», añadió.

Durante la conferencia virtual del 6 de marzo, Hichborn también observó que el informe conjunto había establecido que «un plan de estudios de promoción de la anticoncepción llamado Stepping Stones, actualmente en uso por KB en Lesotho, ha sido utilizado previamente por CRS en otros países».