Inicio Derechos Humanos A ABORTISTA BIDEN Y HARRIS GUSTA MUCHO LA CORRUPCIÓN CONTINUA DEL ABORTO

A ABORTISTA BIDEN Y HARRIS GUSTA MUCHO LA CORRUPCIÓN CONTINUA DEL ABORTO

343

Harris se convierte en la primera vicepresidenta en ejercicio en visitar un centro de Planned Parenthood, desatando fuertes reacciones de grupos provida.


Redacción InfoCatólica – infocatolica.com


En la última parada de la gira del alarmismo abortista de Biden y Harris, la vicepresidenta Kamala Harris visitó el jueves un centro abortista de Planned Parenthood en Minnesota, lo que supone la primera visita de una vicepresidenta en ejercicio. Susan B. Anthony Pro-Life America criticó a la administración Biden-Harris en un comunicado:

«Kamala Harris ha pasado toda su carrera en el bolsillo de los grandes del aborto. Cuando valientes ciudadanos periodistas expusieron la venta de partes del cuerpo de bebés por parte de Planned Parenthood, la entonces fiscal general Harris persiguió a los denunciantes. La corrupción continúa mientras el Departamento de Justicia de Biden-Harris mete en la cárcel a activistas provida no violentos», dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta de SBA Pro-Life America. «Como mayor empresa abortista de Estados Unidos, Planned Parenthood está lejos de ser benigna. Aunque cada vez se realizan menos pruebas de detección del cáncer o se prestan menos servicios prenatales, han acabado brutalmente con la vida de más de 374.000 bebés en el último año y han recaudado más de 500 millones de dólares de los contribuyentes. Mientras tanto, su brazo político gasta más que cualquier otro grupo relacionado con el aborto para presionar al gobierno federal en contra de políticas de sentido común como la protección de los bebés nacidos vivos después de abortos fallidos».

«Casi el 70% de las mujeres que han abortado afirman que lo hicieron sin desearlo, bajo coacción o en contra de sus propios valores y preferencias. Sin embargo, el 97% de las veces, a las mujeres embarazadas se les vende un aborto en Planned Parenthood en lugar de ayudarlas a quedarse con su hijo o a hacer un plan de adopción. Hace poco, en Missouri, les pillaron instigando el tráfico de una menor, diciendo: «Nunca decimos nada a los padres». En Minnesota, Planned Parenthood practica al menos el 70% de los abortos, aprovechándose de la falta de protección de la vida en la ley y de las políticas demócratas para fomentar el turismo abortista desde otros estados».

«Contrasta esto con el apoyo compasivo y verdaderamente empoderador que ofrecen miles de centros de recursos para embarazadas en todo Estados Unidos, no solo durante el embarazo, sino mucho después de que nazca su hijo». Bajo la administración Trump-Pence, Mike Pence se convirtió en el primer vicepresidente en ejercicio en visitar un centro de recursos para embarazadas. No podría estar más claro quién está alineado con la abrumadora mayoría de estadounidenses que apoyan los centros de embarazo y quieren menos abortos, no más. Necesitamos líderes que defiendan unas protecciones mínimas nacionales al menos cuando los bebés en el vientre materno puedan sentir dolor, para detener a Planned Parenthood y la agenda demócrata del aborto en todos los trimestres y sin límites. Son extremistas y están totalmente fuera de lugar en Estados Unidos».