Inicio Actualidad PAPA FRANCISCO: EL PROTAGONISTA EN NUESTRA IGLESIA ES EL ESPÍRITU SANTO, MÁS...

PAPA FRANCISCO: EL PROTAGONISTA EN NUESTRA IGLESIA ES EL ESPÍRITU SANTO, MÁS QUE MANUALES DE TEOLOGÍA O DE ENSEÑANZA PASTORAL

315

Comentario ONG Católica «Sin Componenda»


El Papa Francisco fue muy claro al señalar que el protagonista en nuestra iglesia es el espíritu santo y que la creatividad y la humildad en todo misionero son signos de su presencia.

Más que manuales de teología o de enseñanza pastoral, la espiritualidad es fructífera, porque nos da los detalles y nos guía para poner en práctica sus enseñanzas. 


Redacción Aciprensa – aciprensa.com


El Papa Francisco señaló en la Audiencia General de hoy que “el Señor no nos ha dejado cuadernos de teología o un manual de pastoral para aplicar, sino al Espíritu Santo que suscita la misión”.

Este miércoles 6 de diciembre, el Papa Francisco continuó con su ciclo de catequesis sobre el celo apostólico y la pasión por la evangelización.

Desde el Aula Pablo VI del Vaticano, el Santo Padre indicó que ya está “mucho mejor” de la gripe que le ha provocado una inflamación pulmonar, aunque, precisó, “me canso si hablo mucho”.

Por ello, al igual que el pasado miércoles, el responsable de pronunciar la catequesis bajo el título “el anuncio es en el Espíritu Santo”, fue Mons. Filippo Ciampanelli, miembro de la Secretaría de Estado de la Santa Sede. 

Según el Papa Francisco, “para comunicar a Dios no bastan la alegre credibilidad del testimonio, la universalidad del anuncio y la actualidad del mensaje. Sin el Espíritu Santo todo celo es vano y falsamente apostólico: sería solo nuestro y no traería fruto”.  

En este sentido, subrayó que “el Espíritu es el protagonista, precede siempre a los misioneros y hace brotar los frutos”. 

“En su celo apostólico la Iglesia no se anuncia a sí misma, sino una gracia, un don, y el Espíritu Santo es precisamente el Don de Dios”, aclaró.

Aunque, señaló, la confianza en el Espíritu Santo “no justifica la retirada” y reiteró que su primado “no debe inducirnos a la indolencia”.

Explicó que “el Señor no nos ha dejado cuadernos de teología o un manual de pastoral para aplicar, sino al  Espíritu Santo que suscita la misión. Y la audacia valiente que el Espíritu Santo infunde nos lleva a imitar el estilo, que siempre tiene dos características: la creatividad y la sencillez”.

Creatividad pastoral y sencillez evangélica

A continuación, hizo notar que la creatividad es esencial “para anunciar a Jesús con alegría, a todos y en el hoy”. 

Lamentó que “en esta nuestra época, que no ayuda a tener una mirada religiosa sobre la vida y en la que el anuncio se ha convertido en diversos lugares más difícil, cansado, aparentemente infructífero, puede nacer la tentación de desistir del servicio pastoral”. 

Para el Papa Francisco, estas son tentaciones “que se disfrazan de fidelidad a la tradición, pero a menudo, más que respuestas al Espíritu, son reacciones a las insatisfacciones personales”. 

Sin embargo, remarcó que “la creatividad pastoral, el ser audaces en el Espíritu, ardientes de su fuego misionero, es prueba  de fidelidad a Él” y recordó que “Jesucristo también puede romper los esquemas aburridos en los cuales pretendemos encerrarlo y nos sorprende con su constante creatividad divina”. 

También destacó la sencillez, precisamente “porque el Espíritu nos lleva a la fuente, al primer anuncio”. 

Por último, invitó a los fieles a dejarse “cautivar por el Espíritu Santo” y a invocarle cada día: “sea Él el principio de nuestro ser y de nuestro obrar; sea el inicio de toda actividad, encuentro, reunión y anuncio”.

“Él vivifica y rejuvenece a la Iglesia: con Él no debemos temer, porque Él, que es la armonía,  mantiene siempre creatividad y sencillez juntas, suscita la comunión y envía en misión, abre a la diversidad y reconduce a la unidad. Él es nuestra fuerza, el aliento de nuestro anuncio, la fuente del celo apostólico”, concluyó.

Al finalizar la catequesis, el Papa Francisco pidió rezar “por los que sufren el drama de la guerra”, en particular en Ucrania, Israel y Palestina. “La guerra es una derrota, sólo ganan los fabricantes de armas”, reiteró.