Inicio Noticias Nacionales OTÁROLA COMPLICA LAS COSAS

OTÁROLA COMPLICA LAS COSAS

50

Comentario de Fuera los Corruptos


El Congreso ampliará y perfeccionará la intervención de la PIP y del GEIN no sólo para los casos que tengan que ver con la seguridad ciudadana que tanto se reclama, también hay que tratar ciertos delitos como las asociaciones ilícitas para delinquir como existía antes que el Ministerio Público se hiciera a cargo de la dirección de la investigación y lo haya variado a delito de organización criminal sin criterio alguno como lo hace Gorriti, José Domingo Pérez y Pablo Sánchez. Sin embargo, el asunto es cuestión de hombres íntegros con coraje y rectos por hacer prevalecer la justicia.

En la experiencia práctica se ha evidenciado que mientras existan fiscales impreparados para ciertos tipos de delitos, sin criterio para analizar y tipificar los mismos, como corresponde a ley, o existan malos policías que manipulan atestados o se someten a influencias de grado militar, estaremos cayendo en lo mismo.

Por eso, el Congreso debe establecer el mecanismo de participación de cada estamento conforme a la formación, preparación y especialización que se tenga.


Redacción Perú21 – peru21.pe


En respuesta al comunicado del Ministerio Público, el titular de la PCM, Alberto Otárola, aclaró que la PNP solo puede hacerlo en “caso excepcional” cuando la integridad y la vida de las personas esté comprometida, como por ejemplo en hechos de violación o secuestro

Al igual que lo hizo la presidenta Dina Boluarte, esta vez el titular de la PCM salió a responderle al Ministerio Público. El premier Alberto Otárola, en rueda de prensa realizada tras participar en el Consejo de ministros, dijo que la Policía solo puede iniciar una investigación, en “caso excepcional”, cuando la vida de las personas esté en riesgo, como en los hechos de una violación o un secuestro.

Otárola explicó que, en los casos excepcionales anteriormente citados, “se autoriza” a la Policía a que inicie las investigaciones, pero precisó que lo deberá hacer “con cargo de darle cuenta al fiscal”.

“¿Qué es lo que ha estado pasando? Este es un problema estructural —explicó—, sin una responsabilidad directa de ningún funcionario, de que se produce un delito y a veces los fiscales tardan en llegar. Como son los titulares de la investigación penal, se pueden retrasar las investigaciones, y pueden alterarse inclusive los medios probatorios”.

Aseguró además que el modelo garantista y la condición acusatoria a cargo del Ministerio Público “se ha respetado”, y añadió que lo que se ha hecho, a través del decreto legislativo, “es permitir que, en situaciones excepcionales, en los que esté en alto juego y riesgo, la integridad y la vida de los ciudadanos, la Policía de forma inmediata puede intervenir e investigar con cargo a dar cuenta al fiscal”.

Aclaró que la Policía “no va a levantar el secreto de las comunicaciones no podría hacerlo porque se produce, siempre, con orden judicial; y, la Policía no puede intervenir, de manera arbitraria, a los ciudadanos sin la presencia de un delito flagrante”.

“Quienes dicen que se les ha dado poderes excepcionales (a la Policía) no corresponde a la realidad, lo extraordinario es lo que está pasando a 33 millones de peruanos, que diariamente ven cómo sus bienes y su vida, y la de sus hijos, están en alto riesgo por la criminalidad organizada”, manifestó.

El miércoles último, se recuerda, la Junta de Fiscales Supremos señaló, a través de un comunicado, que “seguirá cumpliendo su rol” en la investigación penal, e indicó que evalúa interponer acciones legales por los recientes decretos legislativos aprobados por el Ejecutivo, en el que uno de ellos da luz verde a la Policía Nacional para que pueda investigar delitos por cuenta propia, y agilizar diligencias preliminares, cuando esa era función exclusiva del Ministerio Público.

En otro momento, Otárola señaló que está dispuesto a que el decreto legislativo aprobado sobre este tema pueda ser perfeccionado en el Congreso.

De otro lado, sobre la presencia de la variante JN.1, el premier descartó que decrete orden de inamovilidad, como ocurrió en el 2020, y adelantó que cuenta con las vacunas necesarias para contrarrestarla.