Inicio Noticias Nacionales NUEVA PRESIDENTE IRTP TRAE DUDAS DE IMPARCIALIDAD EN MANEJO DE MEDIOS ESTATATALES

NUEVA PRESIDENTE IRTP TRAE DUDAS DE IMPARCIALIDAD EN MANEJO DE MEDIOS ESTATATALES

260

Gremios de prensa “preocupados” por designación de Ninoska Chandia como presidenta del IRTP

REDACCIÓN DIARIO CORREO

Gremios de prensa y medios peruanos manifestaron su preocupación tras la designación de la comunicadora Ninoska Chandia, hasta esta semana directora de comunicación e imagen del despacho presidencial, como nueva presidenta del Instituto de Radio y Televisión del Perú (IRTP), por considerar que esto puede afectar la independencia de los medios estatales.

Chandia reemplaza a Jesús Solari Díaz, quien renunció al cargo este lunes y sostuvo que se debe “garantizar la independencia editorial, asegurando así que los ciudadanos puedan recibir una información veraz, imparcial y completa” a través del IRTP.

Medios locales informaron que también presentaron su renuncia al organismo estatal los consejeros María del Carmen Quiroz, Manuel Chiroque Farfán y Owan Lay González.

Este miércoles, mediante una resolución firmada por la presidenta Dina Boluarte y la ministra de Cultura, Leslie Urteaga, se aceptó la renuncia de Solari y se nombró a Chandia como nueva presidenta ejecutiva del IRTP.

Poco después, el Consejo de la Prensa Peruana (CPP) lanzó un comunicado de “alerta” ante la designación de Chandia “por su cercanía con la presidenta Dina Boluarte” y recordó que “los medios de comunicación del Estado deben tener una estricta independencia respecto del gobierno de turno”.

“A finales del año pasado, en una reunión con directivos del Consejo de la Prensa Peruana, la presidenta Boluarte se comprometió a respetar la libertad de prensa. El nombramiento de la nueva presidenta ejecutiva del IRTP incumple esa promesa”, aseguró.

Por su parte, la Asociación Nacional de Periodistas (ANP) emitió un comunicado “en defensa de la independencia editorial de medios estatales y del trabajo de sus periodistas”, tras conocerse la renuncia del presidente y tres integrantes del directorio del IRTP.

La ANP reprobó “cualquier pretensión de afectar la independencia editorial” del IRTP y sostuvo que “todo acto que procure distorsionar su naturaleza de servicio público para convertirlo en espacio de propaganda oficialista debe ser firmemente rechazado”.