Inicio Noticias Internacionales MONS. ÁLVAREZ NO QUIERE DEJAR NICARAGUA, SALVO PEDIDO EXPRESO DEL PAPA FRANCISCO

MONS. ÁLVAREZ NO QUIERE DEJAR NICARAGUA, SALVO PEDIDO EXPRESO DEL PAPA FRANCISCO

422

El Obispo Auxiliar de Managua (Nicaragua), Mons. Silvio Báez, aseguró el 5 de julio que Mons. Rolando Álvarez “no se iría de Nicaragua por ningún motivo, a menos que el Papa se lo mandara”.


Redacción Aciprensa – aciprensa.com


El último miércoles se conoció que habían fracasado las negociaciones entre la dictadura de Daniel Ortega y la Iglesia Católica en el país para la liberación y deportación de Mons. Álvarez, Obispo de Matagalpa, condenado el pasado 10 de febrero a 26 años de prisión por supuesta “traición a la patria”.

Según el diario Confidencial, el Obispo “no aceptó los términos impuestos para su destierro”.

Mons. Báez, exiliado en Miami (Estados Unidos) desde abril de 2019 a causa de la persecución de la dictadura, publicó un comunicado el 5 de julio explicando las razones del Obispo de Matagalpa. En el texto cuenta que, en agosto de 2022, conversó por teléfono con Mons. Álvarez cuando aún estaba secuestrado por el régimen en la ciudad de Matagalpa.

“En aquella ocasión me dijo que no se iría de Nicaragua por ningún motivo, a menos que el Papa se lo mandara. Añadió que era una decisión en conciencia ante Dios”, aseguró el Prelado en su mensaje publicado en Twitter.

“Así que no hay nada que negociar. Conozco a Rolando y nunca negociará una decisión de conciencia que ha tomado y que yo comprendo plenamente. En 2019 yo habría hecho lo mismo que él. Yo nunca me hubiera ido desterrado de mi país. Si salí fue en obediencia al Papa que me lo mandó”, añadió.

Mons. Báez explicó que comprendía y apoyaba “la dolorosa decisión” tomada por su hermano obispo, quien “como ciudadano inocente tiene derecho a estar en su país”.

Además, el Obispo Auxiliar de Managua considera que “un obispo pastor no se va lejos de su pueblo porque una dictadura se lo impone”. “Yo hubiera actuado igual, aun pagando un precio de dolor”, subrayó.

Finalmente, Mons. Báez aseguró que continuará “denunciando el crimen que comete la dictadura sandinista” con el Obispo Rolando Álvarez. “Seguiré exigiendo su liberación y orando por él cada día para que sea fuerte y tenga esperanza”.

Le pido a la Iglesia denunciar esta injusticia y seguir orando por él”, exhortó.

La información sobre la excarcelación de Mons. Álvarez se había difundido desde el 4 de julio, con publicaciones del político nicaragüense deportado Félix Maradiaga y de la también defensora de derechos humanos Bianca Jagger, así como de medios locales e internacionales.

La agencia Reuters indicó que Mons. Álvarez había sido llevado a la sede de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, en Managua, mientras se realizaban “negociaciones” respecto a su “futuro”.

No obstante, el Arzobispo de Managua y vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Cardenal Leopoldo Brenes, negó el 5 de julio que el obispo hubiera sido excarcelado y calificó la noticia de “especulación”.

En una reciente publicación en Twitter, Maradiaga aseguró que “la dictadura de los Ortega no pudo doblegar la inquebrantable firmeza espiritual del Obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez. Su amor pastoral por su grey lo ha llevado a tomar la decisión más desinteresada que un ser humano puede tomar: entregarse a sí mismo por el bienestar de los demás”.

“Los nicaragüenses no debemos cesar de exigir y trabajar por su libertad incondicional y la de todos los presos políticos. Dios bendiga al buen pastor”, concluyó.