Inicio Noticias Internacionales MILEI EN DAVOS SE FUE CON TODO CONTRA LA REGULACIÓN ESTATAL, EL...

MILEI EN DAVOS SE FUE CON TODO CONTRA LA REGULACIÓN ESTATAL, EL SOCIALISMO Y EL FEMINISMO RADICAL

155

El mandatario disertó en el panel «Lograr la seguridad y la cooperación en un mundo fracturado».


Redacción RT en Español – esrt.site


El presidente de Argentina, Javier Milei, se presentó por primera vez en el Foro Económico Mundial, que se celebra desde el pasado lunes en la ciudad suiza de Davos, con un discurso en el que aseguró que el capitalismo es el único modelo posible y en el que atacó toda regulación estatal, al socialismo y a los feminismos.

«Estoy acá para decirles que Occidente está en peligro porque aquellos que supuestamente deben defender los valores de Occidente se encuentran cooptados por una visión del mundo que inexorablemente conduce al socialismo y, en consecuencia, a la pobreza», afirmó al participar en el panel «Lograr la seguridad y la cooperación en un mundo fracturado», frente a líderes mundiales y empresariales.

«Lamentablemente, en las últimas décadas, por algunos deseos bien pensantes de ayudar al prójimo y otros por pertenecer a una casta privilegiada, los principales líderes del mundo occidental han abandonado el modelo de la libertad por distintas versiones de lo que llamamos colectivismo», agregó.

El mandatario afirmó que los «experimentos colectivistas» nunca son la solución para los problemas que aquejan a los ciudadanos del mundo, sino más bien su causa.

«Créanme: nadie mejor que nosotros los argentinos para dar testimonio», dijo al afirmar que, cuando el país sudamericano adoptó «el modelo de la libertad» en 1860, en 35 años se convirtió en «potencia mundial».

En cambio, añadió, durante los últimos 100 años en que Argentina «abrazó el colectivismo», los ciudadanos se empobrecieron hasta caer al puesto 140 de las economías a nivel mundial.

Milei repitió así el relato que ha impuesto desde que era candidato, a pesar de que ningún dato histórico avala que Argentina haya sido alguna vez «potencia mundial» y de que, en el periodo del siglo 19 que suele celebrar, la mayoría de la población carecía de derechos.

Contra la justicia social

El presidente, que recién asumió en el cargo el pasado 10 de diciembre, insistió en que el capitalismo de empresa es «el único sistema moralmente deseable» para terminar con la pobreza.

Para probarlo, aseguró, basta analizar la historia del progreso económico, ya que desde el año 0 hasta el 1800 el Producto Interno Bruto (PIB) mundial se mantuvo estancado, salvo en el Siglo 15 debido al descubrimiento de América, pero a partir del siglo 19, desde que el capitalismo se adoptó como modelo, se registró un crecimiento económico acelerado.

Gracias a ello, explicó, la tasa de pobreza a nivel mundial cayó del 95 % en 1800 al 5 % en 2020. «La conclusión es obvia: el capitalismo es la única herramienta que tenemos para terminar con el hambre, la pobreza y la indigencia, la evidencia empírica es incuestionable», afirmó.

En respuesta a estos resultados, Milei advirtió que la izquierda ha decidido atacar al capitalismo por cuestiones de moralidad, ya que lo consideran un modelo injusto.

«Dicen que el capitalismo es malo porque es individualista y que el colectivismo es bueno porque es altruista, en consecuencia bregan por la justicia social», dijo al señalar que este concepto, en realidad, es «violento» contra los hombres de negocios.

«El capitalista, el empresario exitoso, es un benefactor social que lejos de apropiarse de la riqueza ajena contribuye al bienestar general», afirmó.

Feminismos

Por el contrario, acusó, «el socialismo es un fenómeno empobrecedor que fracasó en lo económico, social, cultural y además asesinó a miles de millones de seres humanos».

También denunció el carácter de «coacción» que implica el pago de impuestos, ya que no es voluntario, sino obligatorio, y entraña sanciones gracias a que «el Estado que tiene el monopolio de la violencia».

Por otra parte, el mandatario denostó al movimiento internacional de mujeres al considerar que el «feminismo radical» le otorga una mayor intervención al Estado y les da trabajo a «burócratas» a través de ministerios de la Mujer y organismos internacionales que promueven esta agenda.

«Si no combatimos estas ideas, el único destino posible es que cada vez vamos a tener más Estado, regulación, menos libertad y peor nivel de vida», advirtió al convocar a los líderes presentes a que no se dejen amedrentar «ni por la casta ni los parásitos que viven del Estado».

Milei viajó al Foro con una comitiva que incluye al jefe de Gabinete, Nicolás Posse; el ministro de Economía, Luis Caputo; la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei; y la canciller, Diana Mondino.