Inicio Artículos MARÍA TRIUNFA CON LA VOZ DE LOS LACTANTES (testimonio de Pepe Galep)

MARÍA TRIUNFA CON LA VOZ DE LOS LACTANTES (testimonio de Pepe Galep)

123

Reproducimos el comentario que se hizo en el 2022 sobre el poder de intercesión de la Virgen María:

En el año 2007 cuando nuestra ONG «Sin Componenda» y un grupo de jóvenes guerreros y movimientos de familia de la ciudad de Arequipa, nos unimos para dirigir e iniciar una marcha pro vida en Lima, en Jesús María, que abarcaba la ruta de la avenida Arequipa desde la primera cuadra hasta llegar al frente del Ministerio de salud en medio de obstáculos e incomprensiones actuamos confiados en nuestra Madre María.

Se quería algo diferente y con alegría del corazón, fieles de Fe y el rugir en mi interior, sentía y pedía la mejor compañía en esta actividad provida, la presencia de la Virgen María y la la voz de los lactantes.

Fue la inspiración de un joven hermano quién en los momentos previos preparativos, hizo que acordáramos ponerle a la marcha «el llanto de las sonajas». Lo curioso, recuerdo que hasta un día antes del día en que se realizaba la marcha en la mañana, me habían negado todos los permisos, municipales y policiales y no obstante teniendo ya el visto bueno, del Padre Buenaventura que presidía la RCC de Lima había comprometido la concurrencia, principalmente de los carismáticos de Carabayllo.

La víspera del día de la marcha apenas pude conciliar el sueño por la situación de riesgo a tomar y supliqué en oración a nuestra Madre María que interviniera con su poderosa intercesión para que todo salga bien porque marchábamos sin permiso y autorización alguna; la policía podía impedirnos.
La sorpresa fue que el día de la marcha a primeras horas nos llaman de la municipalidad una alta autoridad para decirnos que todos los permisos y lo de defensa civil incluido lo podíamos firmar el lunes y que hiciéramos la marcha sin ningún problema.

Después nos enteramos que un congresista provida que estaba de viaje y tenía conocimiento por su asesor de lo que estábamos haciendo, había logrado hablar con el alcalde y hacerle cambiar de opinión horas antes.

LO SOBRENATURAL ACTUÓ

En Mateo 11,25 dice «En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños.». La palabra de Dios siempre es acogida por la humildad de los pequeños porque a los soberbios gigantes , sabios y poderosos que rechazan la Palabra de Dios, Jesús no los escucha.

En el salmo 8, 3 dice «en boca de los niños, los que aún maman, dispones baluarte frente a tus adversarios, para acabar con enemigos y rebeldes.» La voz de los no nacidos, de los pequeños sin voz es el ejército de María, fue el » llanto de las sonajas» que como en «Jericó», y en «Gedeón» al son de las trompetas únicamente, sin combate alguno, son las voces de los pequeños los que se hacen voces fuertes y poderosas, capaces de derrumbar a gigantes y a ejércitos de la oscuridad.

Así camina nuestra Madre con su ejército de pequeños en el silencio y rechazo a los protagonismos y reconocimientos de autogloria. La Gloria siempre es de Dios y la Virgen María nos lleva a ese camino , así se reduce al silencio a los enemigos , soberbios y rebeldes (salmo 8,3) En la misma forma que el pequeño David con la fuerza de la Fe derrotó a Goliat.

El corolario a todo esto, fue que en el 2009 el Tribunal Constitucional en el Perú, fallo a favor de la vida contra los abortos químicos y/o quirúrgicos basado en los fundamentos de la Constitución nuestra, registrada en la sentencia 2009 sobre un amparo que la ONG «Sin Componenda» promovió contra el Estado por distribuir píldoras abortivas. Fallo que arrasó también con posiciones de ONGs feministas y contra los argumentos de los organismos nacionales e internacionales que salieron como gigantes a exterminarnos.

Por eso, el corazón inmaculado de María siempre triunfará con la voz de los lactantes y en estos tiempos seguiremos con el » Rosario del Niño por nacer» sin miedo alguno y en medio de tantas dificultades, críticas, indiferencias, o incomprensiones y yerros hasta de algunos representantes de la misma iglesia católica.

He querido expresar este testimonio en la festividad de la Virgen de la Asunción, entre las tantas experiencias en mi vida, que la Virgen María me ha concedido a través de su poderosa intercesión ante su Hijo Jesús.

Con los corazones unidos de Jesús y de María únete con nosotros en la Cruzada del millón del Rosario para acabar también con el comunismo en el Perú. Los pequeñitos triunfan y vencen a los gigantes y poderosos.

Pepe Galep