Inicio Artículos LO QUE UN CATÓLICO DEBE SABER: ¿SE ENCUENTRA EL TÍTULO “MADRE DE...

LO QUE UN CATÓLICO DEBE SABER: ¿SE ENCUENTRA EL TÍTULO “MADRE DE LA IGLESIA” EN LA BIBLIA?

66

El título “Madre de la Iglesia” no se encuentra en la Sagrada Escritura, pero el Papa San Juan Pablo II cubrió varias formas en las que la Biblia alude a este título:

Aunque el título «Madre de la Iglesia» se le atribuyó a María sólo recientemente, expresa la relación maternal de la Santísima Virgen con la Iglesia, como ya se muestra en varios textos del Nuevo Testamento.

Desde la Anunciación, María fue llamada a dar su consentimiento para la llegada del reino mesiánico, que se produciría con la formación de la Iglesia.

Cuando en Caná María pidió al Hijo que ejerciera su poder mesiánico, hizo una contribución fundamental a la implantación de la fe en la primera comunidad de discípulos, y colaboró en la iniciación del reino de Dios, que tiene su “semilla” y “comienzo” en la Iglesia (cf. Lumen gentium, n. 5).

En el Calvario, María se unió al sacrificio de su Hijo e hizo su propia contribución materna a la obra de la salvación, que tomó la forma de los dolores de parto, el nacimiento de la nueva humanidad.

Al dirigir las palabras «Mujer, ahí tienes a tu hijo» a María, el Crucificado proclama su maternidad no sólo en relación con el apóstol Juan, sino también con cada discípulo. El mismo evangelista, al decir que Jesús tuvo que morir « para reunir en uno a los hijos de Dios que están dispersos » (Jn 11, 52), indica el nacimiento de la Iglesia como fruto del sacrificio redentor con el que María está asociada maternalmente.

El evangelista san Lucas menciona la presencia de la Madre de Jesús en la primera comunidad de Jerusalén (Hch 1,14). De esta manera destaca el papel maternal de María en la Iglesia recién nacida, comparándolo con su papel en el nacimiento del Redentor. La dimensión materna se convierte así en un elemento fundamental de la relación de María con el nuevo Pueblo de los redimidos. (Audiencia general, 17 de septiembre de 1997).