Inicio Actualidad LA PROCESIÓN EUCARÍSTICA MÁS GRANDE DE LA HISTORIA DE EE. UU: 4...

LA PROCESIÓN EUCARÍSTICA MÁS GRANDE DE LA HISTORIA DE EE. UU: 4 MIL PERSONAS FRENTE A JESÚS EUCARISTÍA

667

En la ciudad de Nueva York (Estados Unidos) se llevó a cabo lo que muchos consideran la procesión eucarística más grande de la historia en la vigilia de Pentecostés, el 27 de mayo.

En las calles de Times Square, más de 4.000 personas se congregaron para rezar por los pecados de la ciudad y del mundo, encabezados por el Obispo Auxiliar de Nueva York, Mons. Joseph Espaillat.

La procesión, cuyo lema fue “¡Esta ciudad pertenece a Jesucristo!”, fue organizada por el Centro Carismático Católico Hispano establecido en el Bronx, que forma parte de la parroquia San Antonio de Padua.

Los participantes comenzaron en la plaza Duffy Square, en Times Square, y después de dos horas la procesión terminó en la Catedral de San Patricio, donde se celebró la Misa.

Con megáfono en mano, Mons. Espaillat exhortó a las multitudes diciendo: “¡En medio de Nueva York está la cruz de Jesucristo!”.

Además, destacó que el fin de semana de Pentecostés es un tiempo de regocijo para los cristianos y de derramamiento del Espíritu Santo.

Por esta razón, miles de personas se reunieron para mostrar su fe y rezar por la ciudad.

El reportero gráfico Jeffrey Bruno, quien se topó con la procesión gracias a una publicación de Instagram, señaló que nunca antes había visto algo así en la ciudad de Nueva York.

Un momento particularmente conmovedor que Bruno capturó fue la abarrotada calle, al lado de los rascacielos de Times Square, llena de fieles arrodillados ante el Santísimo Sacramento.

El P. Shane Johnson, administrador de la parroquia San Antonio de Padua y director del Centro Carismático Católico Hispano, indicó que la cantidad de personas que participaron en la procesión era secundaria en comparación con la cantidad de fe verdadera y auténtica, la cual era evidente en los presentes.

“Estos momentos de arrodillarnos en el asfalto en medio de una calle de la ciudad con los brazos levantados hacia Dios nos recuerdan quiénes somos como hijos suyos y cómo esta ciudad realmente le pertenece enteramente a Él”, agregó.

Si bien muchos ven a la ciudad de Nueva York como hostil hacia los eventos católicos, el Padre Johnson explicó que la mayoría de las personas son respetuosas hacia la fe. “Hay mucha más fe de lo que podría parecer a primera vista”, destacó. “Cuando la mayoría calla y una pequeña minoría hace mucho ruido, nos da la impresión de que la fe está moribunda, pero estoy convencido de que la victoria de nuestro Señor en el corazón de sus hijos es, casi siempre, más grande de lo que nos damos cuenta”, sostuvo.

La procesión eucarística se organizó como parte del Avivamiento Eucarístico Nacional y la próxima procesión tendrá lugar el día de la fiesta del Corpus Christi, el domingo 11 de junio.

La ciudad de Nueva York demostró una vez más su fe y su amor por Jesucristo con esta impresionante procesión que reunió a miles de personas en las calles de Times Square.