Inicio Noticias Nacionales LA GUERRA SILENCIOSA

LA GUERRA SILENCIOSA

524

Por Beatriz Mejía Mori – expreso.com.pe

EL ENSORDECEDOR SILENCIO DE LA GUERRA

Inimaginable una guerra mundial que no parezca serlo, que asesine millones de seres humanos con pandemias fabricadas, manipule el clima, incendie bosques y sembríos, convierta el ambiente planetario en un campo de guerra electromagnética, produzca terremotos, tsunamis, sequías e inundaciones, destrucción de ciudades y campos, muerte de animales y plantas, hambre, y hasta convierta las tierras fértiles en estériles, y que logre engañar a la mayor parte de la humanidad, con que todo esto es consecuencia de eventos de la naturaleza y del “calentamiento global”.

Nunca vimos ejecutarse un plan tan minuciosamente estudiado y definido con el apoyo de científicos al servicio del mal, que prestaron su sapiencia y desarrollo de la ciencia y la tecnología para la destrucción de la Tierra y de la humanidad.

Nunca vimos que se permitiera la monopolización de la prensa para que sea caja de resonancia del discurso oficial al servicio de la élite extranjera promotora de esta silenciosa guerra mundial contra la humanidad, de cuarta (biológica), quinta (electromagnética) y sexta generación (climática).

Prohibido hablar en la mayor parte de medios sobre la verdad de la vacunación con fines de exterminio, prohibido hablar de las enfermedades y muertes por efectos de las falsas vacunas, prohibido hablar de los efectos cancerígenos de las antenas 4 y 5 G levantadas frente a viviendas y locales públicos, prohibido contradecir el calentamiento global, ni hablar de la tecnología HAARP y aviones difusores de químicos y metales radioactivos con que están alterando el clima y produciendo neumonía atípica, cáncer fulminante y muerte de seres humanos y animales. El silencio de los no inocentes.

Reducir la intención silenciadora al motecillo de “teóricos de la conspiración” es de un incalificable cinismo, cuando vemos que los conspiradores reales ejecutan sus planes perversos de destruir las naciones, empobrecerlas y endeudarlas para apropiarse de sus territorios y riquezas, de modo abierto y declarado; y mientras sus corporaciones cuentan los miles de millones de dólares que tendrán que pagarles las naciones en los próximos cien años, por venta de vacunas falsas, prevención de daños de calamidades provocadas por el increíble “Niño global”, reconstrucción de ciudades intencionalmente destruidas con el perverso objetivo de convertirlas en ciudades-cárceles de 15 minutos para el tercio de sobrevivientes-esclavos transhumanizados, conectados a la computadora del gobierno mundial; los gobiernos corruptos y genuflexos, anuncian con vergonzante diligencia, disponer de millones del Tesoro Público para cumplir los dictados genocidas.

El Perú no necesita políticos, sino, urgentemente, líderes de verdad, con la capacidad moral y espiritual para ganar esta guerra.