Inicio Noticias Internacionales LA CENSURA GLOBAL Y LA IMPOSICIÓN DEL PENSAMIENTO ÚNICO POR MEDIO DE...

LA CENSURA GLOBAL Y LA IMPOSICIÓN DEL PENSAMIENTO ÚNICO POR MEDIO DE LAS REDES SOCIALES

232

La insistencia del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, de controlar las redes sociales no tiene límites ni fronteras.

Luego de haber enviado una carta en febrero a la conferencia global Internet for Trust, realizada por la Unesco en París, en la que pidió que se establezca una regulación a las plataformas digitales a escala mundial, a mediados de abril anunció desde Abu Dabi su intención de elevar este debate al G-20, poniendo así la mirada en la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de este bloque que se celebrará el 9 y 10 de septiembre en Nueva Delhi, India.

“Necesitamos discutir en el G-20 cómo vamos a cuidar de las plataformas digitales, que no tienen ninguna responsabilidad con las ‘fake news’, con la transmisión de odio, con verdaderas prácticas terroristas a través de una red digital que de social tiene muy poco”, dijo Lula a periodistas al finalizar su visita a Emiratos Árabes Unidos, donde hizo una parada a su regreso de China.

Así como en esta ocasión Lula invoca la supuesta lucha contra los discursos de odio, que se ha convertido en un arma de la izquierda para imponer el relato de la políticamente correcto, hace un par de meses argumentaba que su cruzada contra la libertad de expresión en las redes sociales tenía como objetivo evitar que estas “amenacen la democracia”, aprovechando como excusa el asalto a los poderes del 8 de enero en Brasilia.

La nueva excusa de Lula para controlar las redes sociales

Ahora Lula da Silva usa la violencia desatada en escuelas de Brasil –siendo el caso más grave el ocurrido el 5 de abril en la ciudad de Blumenau, en el estado de Santa Catarina, donde un hombre mató a cuatro niños con un hacha– para justificar su pretensión de controlar el contenido que se publica en las redes sociales, lo cual viene promoviendo desde mucho antes que ocurrieran los hechos que hoy le sirven de sustento a su tesis.

Y es que a raíz de los ataques ocurridos en escuelas de Brasil, desde el miércoles el Gobierno del líder izquierdista endureció las normas que rigen la actividad de estas empresas en el país, las cuales deberán ahora fiscalizar el grado de “amenaza” y colaborar “inmediatamente” con la Policía en la debida “identificación” de usuarios “peligrosos”, entre otras exigencias.

Si bien los hecho de violencia pueden ameritar la implementación de medidas de seguridad por parte del Estado, la intención de Lula no se limita a estas situaciones. Su idea de controlar las redes sociales no solo es de larga data sino que además pretende buscar el apoyo de otros gobiernos para que se aplique de manera global, quedando una vez más en evidencia que el fin de todo socialista es aumentar el control estatal en todos los ámbitos, tanto el político como el económico, el social y el comunicacional.

¿Copiar el modelo chino?

El régimen chino es ejemplo de esto, donde todas las plataformas digitales están vigiladas por el Partido Comunista de China (PCCh) que gobierna el país bajo un sistema de partido único sin oposición, lo cual por cierto alabó Lula durante la visita al gigante asiático que culminó el viernes.

Resulta además preocupante que los medios de comunicación y agencias de noticias al servicio del mal llamado progresismo se sumen a este discurso que a la larga terminará marcando el inicio de su propia censura, como es el caso de EFE, que culmina su nota sobre esta información destacando que Lula –a quien exalta reiteradamente como “líder progresista” (nunca izquierdista)– subrayó que “acabar con la diseminación del odio en las redes sociales de todos los países” es un tema que está “a la orden del día” y, por tanto, debería ser abordado por las mayores potencias económicas del planeta.

Lula da Silva contra las big tech

En el caso del proyecto de ley de censura redes sociales, llamado formalmente “Fake News PL (PL 2630/20)”, este 2 de mayo lo ánimos se caldearon debido al debate de la norma en la Cámara de Diputados. Las críticas y oposiciones llegaron al punto de que la sesión fue aplazada para revisar sugerencias de los partidos.

En paralelo el magistrado Alexandre de Moraes ordenó interrogar a los jefes en el país de Google, Meta y Spotify luego de que estas big tech publicaran textos o artículos criticando el “Fake News PL”.

Navarro hace los paralelismos con la Ley Resorte creada por la dictadura chavista en Venezuela, pero también, destaca contrastes no menos importantes. “Aquí en Brasil es diferente, el gobierno quiere ir contra las grandes empresas. Por eso Google y Facebook han pedido mayor discusión de la ley. No solamente van a controlar el tema editorial, sino también el tema de ingresos. Por ejemplo, las personas que hacen anuncios para sus negocios van a verse afectadas con esta ley. Entonces esto también implica un daño a la economía del Brasil y a la población en general, más allá de la libertad de expresión”.

La intención de imponer una censura global es clara y más que evidente.