Inicio Noticias Internacionales EN GAZA YA SE ENCUENTRAN EN UNA CATÁSTROFE HUMANITARIA POR HAMBRE Y...

EN GAZA YA SE ENCUENTRAN EN UNA CATÁSTROFE HUMANITARIA POR HAMBRE Y EN SALUD POR CAUSA DE LA GUERRA

247

La ONU, gobiernos y organizaciones no gubernamentales elaboraron un balance, según el cual la población de Gaza sufre al extremo por la falta de alimentos, tras más de dos meses y medio de ofensiva militar de Israel.


Redacción RPP – rpp.pe


Varias zonas de Gaza han alcanzado el nivel más alto, el de «catástrofe» señala un recuento de Naciones Unidas sobre inseguridad alimentaria, por la hambruna en el norte y sur de la Franja palestina.

La ONU, gobiernos y organizaciones no gubernamentales, como Acción contra el Hambre, elaboran este baremo en el que en enclave palestino llega al máximo nivel en esas zonas tras más de dos meses y medio de ofensiva militar de Israel.

«La falta de alimentos es tan extrema que uno de cada cuatro hogares en Gaza sufre inanición, tasas alarmantemente altas de desnutrición aguda entre los niños más pequeños y un exceso significativo de mortalidad», advirtió este jueves Acción contra el Hambre.

La mayoría de las organizaciones humanitarias han reducido sus operaciones al mínimo en Gaza tras reanudarse los ataques después de la tregua de noviembre, según un comunicado esta ONG que trabaja en el enclave.

Muchos de los cerca de 1,9 millones de gazatíes desplazados, el 85 % de su población, se refugian en el sur, en lugares como Rafah, donde ni en las designadas por Israel como zonas humanitarias han escapado de los bombardeos.

La declaración de «riesgo altísimo» de hambruna afecta al norte de Gaza y a los miles de desplazados en el sur, «una de las zonas más densamente pobladas del mundo, donde la mitad de la población son niños», según la ONG.

En las últimas décadas solo se han producido cuatro declaraciones de hambruna: en Sudán del Sur (2017), Somalia (2011), Corea del Norte (1995) y Etiopía (1984).

«En Gaza se saltan comidas cada día»

En Gaza, más del 90 % de su población, de unos 2,3 millones de habitantes, se encuentra en una fase de crisis, emergencia o catástrofe humanitaria por hambre.

«Prácticamente todos los hogares en Gaza se saltan comidas cada día», advirtió la ONG, y sobre todo en el norte y entre los desplazados en el sur «las familias pasan días y noches enteros sin comer nada».

«El hambre nunca debería utilizarse como arma de guerra», denunció esta organización, pues además de que llevar a la muerte, causa un severo deterioro físico y psicológico.

«No llega suficiente ayuda a Gaza«, alertó sobre las dificultades para el acceso de la asistencia humanitaria por los dos únicos puestos habilitados en el sur de Gaza.

«La combinación de bombardeos incesantes, escasez de alimentos, agua, combustible y la incapacidad de las agencias humanitarias para operar en Gaza nos ha llevado a esta situación desesperada», lamentó Chiara Saccardi, responsable de Acción contra el Hambre en Oriente Medio, citada en el comunicado.

«Es difícil encontrar harina y arroz y las personas deben esperar horas para tener acceso a letrinas y a poder lavarse. Estamos viviendo un nivel de complejidad en esta emergencia como nunca lo había visto”, añadió.

Saccardi relató que «la gente está enfadada, deprimida y desesperada (…). Tienen mucho miedo».

Acción contra el Hambre reiteró su pedido de un alto el fuego permanente «con la máxima urgencia», para que sea posible «una respuesta humanitaria significativa» si la comunidad internacional «quiere evitar que la gente muera de hambre».

La organización Human Rights Watch también acusó esta semana a Israel de usar el hambre y la sed como arma de guerra en su ofensiva dentro de la Franja de Gaza.

«Catastrófica situación sanitaria»

La situación de los hospitales y otros centros sanitarios en Gaza es «catastrófica», sin ningún hospital operativo en el norte de la franja y sólo 9 de 36 en todo el territorio están todavía en funcionamiento pese a los 246 ataques contra instalaciones de salud, denunció hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Nuestro personal se está quedando sin palabras para describir la catastrófica situación que enfrentan nuestros pacientes y trabajadores sanitarios», indicó en rueda de prensa telemática el representante de la OMS en los Territorios Palestinos Ocupados, Richard Peeperkorn.

El último hospital que quedaba operativo en el norte de Gaza, el Al Ahli, aún trata algunos pacientes que estaban ingresados en él pero ya no admite nuevos, explicó, subrayando que «los cadáveres de recientes ataques se apiñan en su patio, ya que no pueden enterrarse de forma segura y digna».

Peeperkorn recordó que más de 20 trabajadores del hospital fueron detenidos por fuerzas israelíes el 18 de diciembre, y aunque seis de ellos ya han sido liberados (se les obligó a ir al sur de Gaza) se desconoce la situación de los que siguen privados de libertad.

El miércoles la OMS logró que una misión conjunta de la organización y otras agencias de la ONU llegara al Hospital Al Ahli y el Al Shifa, otro que aún mantiene pacientes pero no admite nuevos, para llevar suministros médicos, la tercera operación de este tipo que consigue llevarse a cabo desde el fin de la pausa humanitaria.

El Al Ahli «está en un completo caos, totalmente congestionado y con aspecto de estar en una zona afectada por una catástrofe», describió Peeperkorn.

Cifras de la guerra

La OMS ha contabilizado hasta el momento 246 ataques a instalaciones sanitarias en Gaza, incluidos los sufridos por 26 de los 36 hospitales y otros contra 76 ambulancias, que han causado 586 muertos y 748 heridos.

El conflicto entre Hamás e Israel iniciado el 7 de octubre ha causado al menos 20 000 muertos (un 1 % de la población de Gaza) y 52.500 heridos, a los que deben unirse 7.600 personas desaparecidas, muchas de ellas enterradas en los escombros, según cifras de las autoridades palestinas citadas por la OMS.

Al menos 136 trabajadores de Naciones Unidas (pertenecientes a la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos, la UNRWA) y 198 médicos han muerto en dos meses y medio de hostilidades.