Inicio Derechos Humanos EN FAVOR DE LA MATERNIDAD Y CONTRA LA INMUNDICIA DEL VIENTRE DE...

EN FAVOR DE LA MATERNIDAD Y CONTRA LA INMUNDICIA DEL VIENTRE DE ALQUILER

351

Giorgia Meloni sensatez en la inmundicia

Lo adelantó el diario italiano El Foglio. Giorgia Meloni estaría preparando una serie de medidas para incentivar la natalidad en Italia. Su Ejecutivo estaría planteándose eliminar impuestos a quienes tengan al menos dos hijos, entre otras medidas como les contamos en Hispanidad. Y es que la primer ministro italiana no ha ocultado su oposición al aborto y a los vientres de alquiler y su deseo de implementar políticas que fomenten la natalidad en el país transalpino.

Meloni no ha dudado en volver a alzar la voz en el acto «Los Estados Generales de la Natalidad» celebrado en Roma, al que también ha acudido el Papa Franciso.

«Queremos devolver a los italianos una nación en la que ser padre no esté pasado de moda, ser madre no sea una elección privada, sino un valor socialmente reconocido. Una nación en la que todos, hombres y mujeres, descubran la belleza de ser padres».

«Queremos que ya no sea escandaloso decir que todos nacemos de un hombre y una mujer, que no sea tabú decir que la natalidad no se vende, que el útero no se alquila y los hijos no se cobran, que no son productos de venta libre que puedes elegir y luego quizás devolverlos», añadió

A estas declaraciones se ha sumado el Papa que desveló dos anécdotas que le han ocurrido recientemente. «Hace quince días, mi secretario paseaba por la Plaza y vino una madre con un cochecito de bebé. Él, sacerdote de corazón tierno, se acercó a bendecir al niño, ¡y era un perrito! Hace quince días, en la Audiencia de los miércoles, yo iba a saludar, y pasé por delante de una señora, de cincuenta años más o menos -¡como yo más o menos! – saludé a la señora. Y ella abrió una bolsa y dijo: ‘¡Bendiga a mi bebé!’ Era un perrito. Ahí no tuve paciencia y regañé a la señora: ‘Señora, ¡tantos niños con hambre, y usted con el perrito! Hermanos y hermanas, éstas son escenas del presente, pero si las cosas siguen así, ésta será la costumbre del futuro. Tengamos cuidado”.