Inicio Actualidad EL PAPA SE ENCUENTRA MAL DE SALUD, SE AGITA AL HABLAR

EL PAPA SE ENCUENTRA MAL DE SALUD, SE AGITA AL HABLAR

58

En lugar de la homilía hubo un prolongado silencio.


Redacción Asia News – asianews.it


Francisco habló con voz cansada después de la celebración del Domingo de Ramos, en la que había evitado la lectura de la homilía. Afirmó que la masacre de Moscú es un «cobarde atentado terrorista», y rezó por las víctimas. Con respecto a Ucrania alertó sobre el «riesgo de catástrofe humanitaria».

“Que el Señor las acoja en su paz – prosiguió el Pontífice refiriéndose a las víctimas – y consuele a sus familias”. Inmediatamente después condenó a los responsables de la masacre – que fue reivindicada por el ISIS-K, rama del Estado Islámico, sección Jorasán, y muchos observadores consideran fiable esta versión – pidiendo al Señor que «convierta los corazones de quienes planean, organizan y llevan a cabo estas acciones inhumanas, que ofenden a Dios, que ordenó: «No matarás» (Ex 20,13).

Sobre el Evangelio de hoy, la Pasión según san Marcos (Mc 14,1-15,47), que narra la entrada de Jesús en Jerusalén «como Rey humilde y pacífico», Bergoglio invitó a todos aquellos que le estaban escuchando: “¡Abramos nuestro corazón a Él! Sólo Él puede librarnos de la enemistad, del odio y de la violencia, porque Él es la misericordia y el perdón de los pecados». Solo así resulta posible dar la bienvenida a la paz y renunciar a los conflictos -internos o de otro tipo- que causan muerte y sufrimiento.

«Recemos por todos nuestros hermanos y hermanas que sufren a causa de la guerra», añadió, y luego dedicó un pensamiento especial a la «martirizada Ucrania», que en los últimos días ha sido objeto de un ataque selectivo contra las infraestructuras energéticas que dejó a un millón de personas sin electricidad en siete regiones. Estos intensos ataques -apoyados por el cambio de tono de la Federación Rusa, que ha comenzado a hablar del conflicto en Ucrania como una «guerra»- «además de causar muerte y sufrimiento, conllevan el riesgo de una catástrofe humanitaria aún mayor», advirtió el obispo de Roma.

Y añadió: “¡Por ​​favor, no olvidemos a la martirizada Ucrania! y pensemos en Gaza, que tanto está sufriendo, y en tantos otros lugares de guerra”.