Inicio Noticias Nacionales EL NUEVO VRAEM, UCAYALI -LORETO

EL NUEVO VRAEM, UCAYALI -LORETO

326

El Perú se infesta de hoja de coca: sembrío aumenta 18%. Estamos hablando de casi 100,000 hectáreas, de las cuales el 90% va al tráfico ilícito de drogas.


Redacción Perú21 – peru21.pe


La Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) presentó el reporte de monitoreo de cultivos de hoja de coca del año 2022 y los resultados son muy preocupantes, pues, demuestran que el país se infesta cada vez más de cultivos ilícitos.

Así, la nueva área con este tipo de sembríos, de los cuales más del 90% están destinados al narcotráfico, ahora es de 95,008 hectáreas, luego de que en el año 2021 fuera de 80,681, registrándose un incremento de 18%. Claramente, las políticas abiertas a los cultivos ilícitos impuestas por el golpista Pedro Castillo y sus socios Guillermo Bermejo y Luis Barranzuela nos han llevado a estos resultados.

La entidad informó, además, que en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) el aumento fue de un 11% y, por tanto, sigue siendo considerada el área con más cultivos de hoja de coca del país. En esa misma zona, en el informe de 2020 – 2021 el crecimiento fue de un 15%.

Según el exministro del Interior y extitular de Devida, Rubén Vargas, la crecida tiene que ver con los acontecimientos registrados en el gobierno de Pedro Castillo, que “convirtió al ente rector de la lucha contra las drogas, que es Devida, en una organización cocalera”.

Puntualizó que las acciones de Castillo, como la promoción que hizo de la legalización de la hoja de coca o la promesa de comprar todos los cultivos, sobre todo, los sembríos que se encontraban en el VRAEM, han provocado estos resultados.

El exministro del Interior también atribuyó a la Sunat lo que viene pasando. “La Sunat tiene la responsabilidad en la lucha contra los insumos químicos, pero decidieron abandonar su tarea y esto trajo como consecuencia la facilidad con la que ingresan los insumos químicos a las zonas cocaleras”, aseveró Vargas.

EL NUEVO VRAEM

El informe también resaltó una nueva zona donde recientemente se está focalizando el cultivo de hoja de coca: Ucayali y Loreto. La que más preocupa es Ucayali, porque experimentó un crecimiento del 43%. El punto de mayor auge de cocales es Callería, un distrito en medio del bosque amazónico que limita con el estado brasileño de Acre. En Callería el crecimiento de los cultivos entre 2018 y 2022 fue de 649%.

Vargas manifestó preocupación por esta disparada y dijo que este último reporte pone en evidencia “el nacimiento de un segundo VRAEM, entre el eje del río Ucayali y el río Amazonas”. Este “nuevo VRAEM” traería como consecuencia dos frentes cada vez más complejos de lucha contra las drogas porque está articulado directamente al consumo y comercio de cocaína de Brasil; en otras palabras, estas organizaciones criminales son el principal motivo de incremento del cultivo de coca en la zona.