Inicio Derechos Humanos DOCENTES CON MENTES SINIESTRAS DEBEN SER APARTADOS Y PROCESADOS PENALMENTE

DOCENTES CON MENTES SINIESTRAS DEBEN SER APARTADOS Y PROCESADOS PENALMENTE

265

BUSCAN LAVAR EL CEREBRO A LOS NIÑOS CON IDEOLOGÍAS ODIADORAS,

El exministro de Educación, Óscar Becerra Tresierra, advirtió que existe una manipulación maligna en contra de escolares, que son utilizados por mentes siniestras que no son docentes sino azuzadores, que los hacen desfilar en actividades públicas para difundir mensajes de odio contra las autoridades del país.

“Indignación. Sí, indignación es lo que causa ver a niños utilizados por mentes siniestras, que los hacen desfilar en actividades públicas para difundir mensajes de odio contra las autoridades. Otros, preparan a niñas para hacer exposiciones con argumentos que utilizan personas que han causado desmanes, incendios de locales y hasta la muerte de policías y soldados”, escribió el extitular del Minedu en su reciente columna en el Diario EXPRESO.

El exministro, que fuera cuestionado por enunciar su opinión sobre acontecimientos violentistas provocados por azuzadores en el interior del país, continuó: “Lo que su cobardía les impide decir públicamente como hombres de bien, lo esconden detrás de los niños. Perdónenme por reincidir en este tema, pero estoy acostumbrado a decir la verdad, sin disfraces que apunten a caerle bien a ciertos grupos, duela a quien duela”.

Óscar Becerra pidió identificar y sancionar a los que cometan el delito de azuzar a la juventud hacia la violencia subversiva. “Esto no es un juego, señores. El Perú decente exige que se identifique y se aparte del ejercicio docente a quienes cometen este delito lo más pronto posible, y que además se les procese penalmente. No son maestros, son azuzadores”.

“Utilizarlos para difundir odio es la forma más abyecta de abuso, pues no solo afecta su bienestar emocional, sino que también se forma generaciones intolerantes y propensas a la violencia”, sostuvo en su artículo publicado este domingo.

“Tengo la firme convicción que en lo referido al abuso infantil no hay discusión ni concesión alguna. La labor de los maestros es asegurar que los estudiantes se desarrollen en un entorno tranquilo y propicio para el aprendizaje, porque una buena educación debe permitirnos formar mejores personas y ciudadanos íntegros, capaces de pensar en los demás en busca del bien común”, expresó.