Inicio Noticias Internacionales DESDE EEUU, SOROS EL DESTRUCTOR

DESDE EEUU, SOROS EL DESTRUCTOR

67

Comentario de Fuera los Corruptos


Ahora saben ¿por qué Gorriti e IDL se sostienen en Perú?

George Soros ya ha destruido 10 países, financia destrucción con instituciones que crean caos, crisis, y desórdenes.

Como en Perú, compra jueces, fiscales y políticos.

Apoya a delincuentes migrantes.


Redacción RT en Español – actualidad.rt.com


«¿Sabes por qué el crimen está rampante en la ciudad? Te están violando y matando porque George Soros está financiando a todos estos malditos idiotas», afirmó el artista estadounidense Scott LoBaido al mostrar su obra.

El artista estadounidense Scott LoBaido se dirigió a la sede de la organización filantrópica Open Society Foundations (OSF)* de George Soros para presentar una extravagante pintura que muestra al multimillonario amamantando a su hijo Alex, mientras ambos queman la bandera estadounidense.

En un video publicado el lunes por el pintor en sus redes sociales, se lo puede ver llegar en coche a la entrada del edificio, ubicado en la ciudad de Nueva York. «Este es el retrato de George Soros y su hijo Alex», afirmó, previo a presentarlo. «George Soros y su hijo Alex, quien acaba de hacerse cargo del negocio de su padre para destruir este puto país, como destruyeron otros diez países», agregó. «Aquí es donde está su negocio. ¿Qué negocio, preguntas? El negocio de joder este país», señaló.

«George Soros es el sujeto con los hilos de las marionetas y el dinero que financia […] a los inmigrantes ilegales. Él los está ayudando a llegar hasta aquí», aseguró, añadiendo que el magnate también patrocina a «jueces, fiscales y políticos».

«¿Sabes por qué el crimen está rampante en la ciudad? Te están violando y matando porque George Soros está financiando a todos estos malditos idiotas. Y estoy cabreado, porque todo el mundo le tiene miedo a este viejo hombrecito espeluznante y a su pequeño y tonto hijo Alex», continuó LoBaido.

Posteriormente, el pintor procedió a revelar su obra, titulada ‘The noxious feeding’ (‘La alimentación nociva’), frente a las puertas de la sede de la OSF. El artista tocó el timbre del lugar, pero no obtuvo respuesta. «Sé que me ven. No tengo miedo», expresó mirando al portero eléctrico.