Inicio Noticias Nacionales DENEGACIÓN FÁCTICA DE VIZCARRA FUE UNA INFRACCIÓN CONSTITUCIONAL

DENEGACIÓN FÁCTICA DE VIZCARRA FUE UNA INFRACCIÓN CONSTITUCIONAL

149

Tres constitucionalistas los dicen así, pero la opinión de Amprimo es la más acertada


Comentario de Fuera los Corruptos


La última resolución del TC precisa y aclara que no existe la figura jurídica de denegación fáctica y por tanto es inconstitucional.

Esta última sentencia del TC tiene el sentido de la pertenencia constitucional. Es decir, en el tiempo de vigencia de la Constitución desde 1993 a la fecha, sus normas son inviolables y de cumplimiento obligatorio de todos los peruanos.

Vizcarra y sus ministros la violaron y por tanto deben responder por ello.

Que se diga que el Tribunal Constitucional anterior, conocida como la banda de los 4, manejada por los extribunos Espinoza y Ledesma lo convalidaron con otros dos tribunos más, no enerva en nada el sentido de la inviolabilidad de la Constitución.

La otra opinión que dice que la decisión del TC es aplicable a futuro, es un gran error, porque la infracción constitucional se dio y se consumó y lo que está haciendo el nuevo Tribunal Constitucional más bien es prevenir los efectos del acto de cierre del Congreso dado inconstitucionalmente, sin ningún sustento jurídico ni de forma ni de fondo, por Vizcarra y sus Ministros.

En otras palabras, el fallo último del TC está extinguiendo los efectos que estaban flotando sobre la figura inconstitucional de la denegación fáctica a fin que no sean usada por otro gobernante. Lo que no quiere decir que Vizcarra y sus ministros tengan impunidad al respecto.


Redacción Diario Correo – diariocorreo.pe


TRES OPINIONES:

DOMINGO GARCÍA BELAUNDE

El constitucionalista Domingo García Belaunde declaró a Correo que el cierre del Congreso por parte de Martín Vizcarra fue, en términos políticos, un golpe de Estado.

La reciente sentencia del Tribunal Constitucional (TC) es, a su juicio, “una reacción contra lo que hizo Vizcarra hace más de tres años”.

Sin embargo, considera que esta sentencia no afecta en nada al expresidente.

¿Qué consecuencias puede traer este pronunciamiento respecto al 2019?, preguntamos.

“Ninguna. El problema es el siguiente: las sentencias del TC, de acuerdo a su Ley Orgánica, rigen a futuro, de aquí en adelante. Lo que pasó antes no funciona”, explicó.

“El que está libre (de investigaciones) es el señor Salvador Del Solar, el que tuvo la ‘delicadeza’ de entrar a patadas en el hemiciclo del Congreso”, recordó.

En su opinión, el anterior colegiado del TC “fue muy servil, muy mediocre: avaló a Vizcarra (…) fue un colegiado muy malo, de gente que no vio las cosas, que claudicó con el vizcarrismo”.

Con la reciente sentencia del TC, según García Belaunde, “eso se corrigió a futuro. Ya no queda nada para atrás, honestamente”.

“La sentencia rige de aquí en adelante, no es retroactiva (…). Las sentencias constitucionales, estrictamente, son declarativas y funcionan a futuro. Para bien o para mal, pero así es. Así es el modelo europeo. No estamos inventando nada (…) no aplica para revisar lo que hizo Vizcarra”, explicó.

Sobre el hecho de que la sentencia del TC refiera que la disolución del Congreso por Vizcarra fue “irregular”, García Belaunde señala que, con dicho comentario, “el TC emite un juicio de valor sobre lo que pasó hace tres años. Nada más”.

Lo que han hecho es un deslinde teórico, doctrinario. Lo que se hizo fue pésimo, pero ya no se puede hacer nada”, añade.

NATALE AMPRIMO

¿Fue o no golpe de Estado lo que hizo Vizcarra?, preguntamos.

“Yo creo que, políticamente hablando, sí fue un golpe de Estado porque cerró un Congreso”, afirmó.

“Fue un golpe de Estado lo que hizo Vizcarra”, manifestó, por su parte, Natale Amprimo a Correo.

Tal ruptura constitucional, a su juicio, coloca a Vizcarra en la misma situación judicial que Pedro Castillo.

“Y, sin lugar a dudas, lo que después quisieron convalidar cuatro magistrados del TC también fue parte de ese golpe de Estado al cual mucha gente se prestó, porque, no se olvide que muchos opinólogos justificaban esta acción inconstitucional, rompimiento el Estado de derecho”, dijo el constitucionalista.

“A mí me parece que el TC hizo muy bien en aclarar esa página negra que escribieron esos cuatro magistrados”, aseveró.

“Esa teoría de la denegación fáctica no salió de la cabeza del señor Vizcarra. Ahí ha habido muchos que se prestaron a eso. Habrá que investigar”, sugirió.

ANÍBAL QUIROGA

De igual modo, consultamos al constitucionalista Aníbal Quiroga si -a la luz de la sentencia del TC- el cierre del Congreso por Vizcarra fue un golpe.

“No”, responde el jurista. “Porque el Tribunal Constitucional, en su momento, lo avaló como un acto regular y constitucional”, afirmó.

“No llegaría a ser un golpe de Estado, pero sí un acto abiertamente inconstitucional. Así ha quedado determinado”, matizó.

Enfatiza que “ha quedado claro que no existe la denegación fáctica de confianza, y que la actitud del presidente Vizcarra y el Tribunal Constitucional pasado fue claramente inconstitucional. Hasta ahí llegan los efectos del fallo del TC de esta semana”.