Inicio Noticias Nacionales CUANDO NO HAY CAPACIDAD DE LIDERAZGO, NO HAY CAPACIDAD DE VISIÓN NI...

CUANDO NO HAY CAPACIDAD DE LIDERAZGO, NO HAY CAPACIDAD DE VISIÓN NI DE PREVISIÓN

54

Comentario de Fuera los Corruptos


¡Recién reaccionan!

Esperan que sucedan las cosas cuando el peligro es inminente para tratar de solucionar situaciones, problemas y dificultades que se presentan por absoluta negligencia.

Dentro de la estrategia de lucha contra la inseguridad ciudadana y orden interno el factor construcción de penales no podía ser dejado de lado, sin embargo, la delincuencia y el desorden social siguió avanzando y los jueces fiscales además se mueren de miedo para enviar a las cárceles a los delincuentes más avezados.

Hoy llegamos al punto de toma de acción y debe combatirse los focos delincuenciales en las regiones que han ganado terreno, construyendo penales por elemento de defensa de la sociedad.


Redacción Diario Correo – diariocorreo.pe


Impedir que un país siga asediado por las extorsiones, acorralado por el sicariato y agobiado por secuestros y robos parece ser un objetivo ajeno a las prioridades del Gobierno.

Aunque esta misma sensación de desidia no excluye a regímenes anteriores, nunca como ahora la delincuencia puso en vilo a una nación entera y nunca como ahora el Poder Ejecutivo se desinteresa de la urgente necesidad de adoptar medidas extraordinarias.

Este informe aborda uno de los aspectos claves de la inseguridad: El sistema penitenciario.

Allí, algunos datos arrojan tristes resultados. La última vez que se construyó una cárcel en el Perú fue hace más de siete años, en Pasco, mientras que en Lima se hizo el penal Ancón II en 2009, es decir, hace 15 años.

Otro dato: La presidenta Dina Boluarteanunció, en su Mensaje a la Nación del 28 de julio del año pasado, la construcción de cárceles, pero hasta la fecha no hay indicios del más mínimo avance.

¿Por qué es importante tener más cárceles en el país? De acuerdo con expertos consultados por Correo, la falta de centros de reclusión y en consecuencia, la sobrepoblación penitenciaria, pueden ser el factor determinante para la propagación de la delincuencia.

PELIGROSO

El exviministro del Interior Ricardo Valdés considera que el Perú tiene una contradicción cuando se habla de la doctrina penitenciaria, pues la norma sostiene que se debe buscar la resocialización de los presos. Sin embargo, no se entregan los recursos necesarios para conducir esa política.

“Como consecuencia de esa contradicción los penales están abandonados, saturados y eso va a suponer que los internos puedan manejarlos”, indicó Váldes.

En la misma línea explicó que los presos pueden utilizar los penales como búnkeres para manejar negocios ilícitos tal como ocurrió con el sanguinarioComando Vermelhoen Río de Janeiro en Brasil.

Esta organización criminal que tiene entre sus actividades el tráfico de drogas, secuestro y extorsión tiene sus orígenes en el sistema penitenciario.

Entre otros ejemplos está el Tren de Aragua que tiene integrantes en libertad y en cárceles de Venezuela, así como la fuga de José Macías Villamar, alias Fito, quien es cabecilla de Los Choneros, una banda ligada al narcotráfico, sicariato y extorsión.

“En ciertos penales del Perú donde no hay control, donde hay está ausencia de la comprensión de lo peligroso que puede ser un penal cuando no hay resocialización, sino que hay una cosa que no tiene nombre. Simplemente es un lugar donde se acumula gente, donde no hay programa para resocializar. Entonces, la propia gente empieza a generar sus recursos. Allí entramos a una dinámica donde el penal es un sitio manejado por los internos, les permite tener protección y luego operar”, afirmó.

Por ello, advirtió que la falta de establecimientos penitenciarios en el Perú es uno de los factores que pueden ayudar al incremento de la inseguridad ciudadana.