Ayer, siete bancadas acompañaron a la presidenta del , María del Carmen Alva, a dar una conferencia de prensa, en la que se exhortó al presidente Pedro Castillo a respetar los fueros del Parlamento. Para el Carlos Anderson, presente en dicha conferencia, le toca al Ejecutivo alinear a sus ministros.
 
¿Qué ha motivado al Congreso a hacer esta conferencia de prensa?
 

El señor Guido Bellido sale todos los días con una bomba, sale con una amenaza, y sus argumentos lo llevan siempre a utilizar ese tipo de argumentación contra el Congreso, usando el susto, el miedo, el pánico; eso no funciona con el Congreso ni con nada. Lo único que genera es una tremenda sensación de hartazgo.

¿Qué esperan ustedes del Ejecutivo?

No esperamos nada, realmente, de un gobierno que dice A,B,C,D. Lo que queremos es que haya respeto al fuero parlamentario. Que el presidente cumpla con su palabra, que el tema de la confianza no está en la agenda. Que vea que hay un profundo malestar con la presencia de ministros con poca idoneidad, como el caso de Maraví. Más que esperar, vamos a estar atentos a que el presidente actúe y deje de ser un espectador más.

 

¿Ya tienen las firmas para la censura de Maraví?

Hace rato las tenemos. Ya sobrepasaron las firmas.

¿Cuándo van a presentar la censura?

En el momento en que se tenga que presentar. Nosotros no vamos a actuar, pero sí vamos a bailar al ritmo que nos toque.

 

¿Cómo se refleja esta situación en los peruanos de a pie?

Si nosotros pudiéramos extraer toda la incertidumbre relacionada con el ámbito político, lo más probable es que el dólar baje a S/3.50 o S/3.70. Hoy tenemos toda esta incertidumbre. Vivir, por ejemplo, con el salario mínimo de S/930, con el dólar que se posiciona a S/4.13, te va a dar una cantidad muchísimo menor de la que percibías. Cada día somos más pobres. Eso es lo que pasa. Por ejemplo, en el caso de la designación de los directores del BCR, ya la decisión está tomada supuestamente; fue enviada el 1 de octubre y tendría que haberse publicado al día siguiente; nos habríamos ahorrado cinco días de especulaciones.