Septiembre 25, 2021

EL PARTIDO MORADO PASÓ A LA FILA DE LOS DESAPARECIDOS, OJALÁ PARA SIEMPRE

El objetivo de los Morados siempre fue pretender “mamar” del Estado, en desmedro de los derechos e intereses de los demás; porque así era más fácil, porque a diferencia del ámbito privado, en el aparato estatal no se mide los logros, ni resultados, y más bien se premia al inepto y al incompetente.

 

El Registro de Organizaciones Políticas del JNE, a través de la Resolución Nº 413-2021 DNROP/JNE sacó al Partido Morado, del escenario electoral, tal como establece la ley, por no haber cumplido los requisitos requeridos para mantenerse vigentes perdieron su inscripción como partido.

Y rápidamente, su comité político o lo que quedaba de él, lanzaron un comunicado que rechazan la resolución del Registro de Organizaciones Políticas por considerarla arbitraria y añadieron que defenderán su inscripción hasta las últimas consecuencias.

El fallo del JNE canceló a esta agrupación de oficio, y está demás decir, que nada podrán hacer, porque declararon improcedente la solicitud que presentó Henry Tello Godoy a la DNROP para que no los cancelen; no obstante, los Morados siempre fueron buenos para originar “ruidos” y distraer a los incautos; aunque actualmente, eso no les servirá de mucho, porque ya pasaron a la fila de los “desaparecidos”. Y no por haber perdido la inscripción; sino, porque fácticamente, son invisibles, nadie los menciona y nadie los inserta a alguna tribuna comunicacional política, más allá del autobombo que ellos mismos se hacen en su red social de Twitter.

Así terminaron los Morados; sin embargo, a pesar de su descredito, llegaron al actual Congreso con 3 “parias” para infectarlo más de lo que está, y como no podían formar una bancada para salvarse y obtener “representación”, se unieron a los cuestionados de la “organización” de Patricia Li: Somos Perú.

En la vida y sobre todo en la política hay que saber perder, y los Morados no soportan la frustración de la derrota; y por eso ahora, a través de su personero salen a “llorar”.

Ni siquiera el Partido Aprista Peruano que estuvo a punto de cumplir el centenario de existencia, ni el PPC han salido a protestar, porque supongo que han cogido un ápice de honor y asumieron su caída; pero los “Morados”, desde que surgieron a la política, en realidad fueron un despropósito.  

O acaso, ya olvidaron que el año pasado orquestaron una “conspiración” desde las calles y se valieron de la muerte de dos jóvenes para llegar al “poder transitorio”, con la complicidad de los medios, que jugaron en pared entre Congreso-Ejecutivo, para cautelar y representar los intereses de los grandes emporios empresariales.

  • https://limagris.com/el-final-del-partido-morado-que-siempre-fue-un-desproposito/" style="margin: 0px; padding: 0px; border: 0px; font-size: 16px; vertical-align: baseline; opacity: 1; text-decoration: none; transition: color 0.25s ease 0s, background 0.25s ease 0s, opacity 0.25s ease 0s; color: rgb(255, 0, 91);">

    El Registro de Organizaciones Políticas del JNE, a través de la Resolución Nº 413-2021 DNROP/JNE sacó al Partido Morado, del escenario electoral, tal como establece la ley, por no haber cumplido los requisitos requeridos para mantenerse vigentes perdieron su inscripción como partido.

    Y rápidamente, su comité político o lo que quedaba de él, lanzaron un comunicado que rechazan la resolución del Registro de Organizaciones Políticas por considerarla arbitraria y añadieron que defenderán su inscripción hasta las últimas consecuencias.

    El fallo del JNE canceló a esta agrupación de oficio, y está demás decir, que nada podrán hacer, porque declararon improcedente la solicitud que presentó Henry Tello Godoy a la DNROP para que no los cancelen; no obstante, los Morados siempre fueron buenos para originar “ruidos” y distraer a los incautos; aunque actualmente, eso no les servirá de mucho, porque ya pasaron a la fila de los “desaparecidos”. Y no por haber perdido la inscripción; sino, porque fácticamente, son invisibles, nadie los menciona y nadie los inserta a alguna tribuna comunicacional política, más allá del autobombo que ellos mismos se hacen en su red social de Twitter.

    Así terminaron los Morados; sin embargo, a pesar de su descredito, llegaron al actual Congreso con 3 “parias” para infectarlo más de lo que está, y como no podían formar una bancada para salvarse y obtener “representación”, se unieron a los cuestionados de la “organización” de Patricia Li: Somos Perú.

    En la vida y sobre todo en la política hay que saber perder, y los Morados no soportan la frustración de la derrota; y por eso ahora, a través de su personero salen a “llorar”.

    Ni siquiera el Partido Aprista Peruano que estuvo a punto de cumplir el centenario de existencia, ni el PPC han salido a protestar, porque supongo que han cogido un ápice de honor y asumieron su caída; pero los “Morados”, desde que surgieron a la política, en realidad fueron un despropósito.  

    O acaso, ya olvidaron que el año pasado orquestaron una “conspiración” desde las calles y se valieron de la muerte de dos jóvenes para llegar al “poder transitorio”, con la complicidad de los medios, que jugaron en pared entre Congreso-Ejecutivo, para cautelar y representar los intereses de los grandes emporios empresariales.

    Los Morados nunca representaron a los peruanos de a pie, y apenas tuvieron rigor para insertar en sus filas a “profesionales instruidos” solo para pretender avasallar a los incautos con el “cuento” de tener “gente preparada”, pero sus verdaderos fines siempre fueron llegar al poder, para cumplir con el emprendimiento personal; una “autorrealización” distorsionada, muy distante a lo que planteó Maslow.

    El objetivo de los Morados siempre fue pretender “mamar” del Estado, en desmedro de los derechos e intereses de los demás; porque así era más fácil, porque a diferencia del ámbito privado, en el aparato estatal no se mide los logros, ni resultados, y más bien se premia al inepto y al incompetente.

    Y así fueron los Morados… aunque corremos el riesgo que retornen “reinventados”, porque la ley del ROP, ahora permite volver a inscribirse solo con 25 mil firmas.

    CONTÁCTENOS

    TELÉFONOS

    Oficina: (01) 763-6291
    Celular: 973093745

    DIRECCIÓN

    Av. Pablo Carriquiry 721, San Isidro

    HORARIO DE ATENCIÓN

    Lunes a Viernes:
    9:00 am - 1:00 pm
    3:30 pm - 7:00 pm

    REDES SOCIALES

    FACEBOOK

    FUERA LOS CORRUPTOS
    ONG CATÓLICA "SIN COMPONENDA"
    PEPE GALEP (ESPIRITUAL)

    YOUTUBE

    ONG CATÓLICA SIN COMPONENDA
    ONG SIN COMPONENDA
    INTERNACIONAL

    TWITTER

    ONG SIN COMPONENDA

    Please publish modules in offcanvas position.