Imprimir esta página

SE ACABÓ EL ABORTO EN EE.UU. POR FIN FUE DEROGADA LA NEFASTA LEY ABORTISTA ROE VS WADE

LA PRIMACÍA DE LA VERDAD, DE LA REALIDAD Y DE LA CONSTITUCIÓN PROTEGEN LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN
 
Victoria histórica del derecho a la vida en Estados Unidos. La Corte Suprema ha derogado de facto la sentencia del caso Roe contra Wade, que en 1973 convirtió en constitucional el derecho a abortar, y devuelve a los 50 Estados la potestad de legislar sobre el asunto. Se estima que 26 de ellos están dispuestos a derogar o limitar mucho la posibilidad de abortar.
 

La Corte ha fallado en el caso Dobbs contra Jackson Women’s Health Organization, una clínica abortista de la capital de Misisipi. El tribunal debía decidir sobre la constitucionalidad de una ley de el estado sureño, de 2018, que ilegalizaba el aborto después de las primeras 15 semanas de embarazo.

«Es hora de hacer caso a la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes elegidos por el pueblo», señala la sentencia que firma el juez Samuel Alito con el apoyo de Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, a quienes finalmente se ha sumado el presidente de la Corte, John Roberts. Gorsuch, Kavanaugh y Coney fueron nombrados por Donald Trump, cuya presidencia de solo cuatro años ha resutado ser decisiva para la causa provida.

«Con dolor –por este Tribunal, pero más, por los muchos millones de mujeres estadounidenses que hoy han perdido una protección constitucional fundamental– disentimos», han escrito los jueces contrarios a la sentencia.

Lo que en realidad se dirimía era la vigencia de la sentencia de Roe contra Wade. Por seis votos a favor y tres en contra, la Corte Suprema ha devuelto la esperanza a quienes llevan décadas luchando en el parís norteamericano por defender el derecho a nacer y ha logrado una victoria para la causa provida que puede tener repercusiones a nivel mundial.

¿Qué viene ahora?

Ahora es el turno de los estados donde la mayoría de la población ha elegido a representantes provida: Alabama, Arkansas, Arizona, Florida, Georgia, Idaho, Indiana, Iowa, Kentucky, Louisiana, Míchigan, Misisipi, Misouri, Montana, Nebraska, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Carolina del Norte y Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Virginia Occidental, Wisconsin y Wyoming.

Trece de esos 26 estados tienen preparados textos conocidos como trigger laws (leyes gatillo), que prohiben o limitan el aborto y pueden activarse o en los próximos días o semanas. Dos estados, Texas y Oklahoma, ya tienen en vigor leyes muy restrictivas, aprobadas en los últimos meses que equivalen a una prohibición casi total.

Artículos relacionados (por etiqueta)