Durante el año 2021, la Contraloría General de la República detectó un perjuicio económico que sería de S/ 4.9 millones en el Gobierno Regional de Tumbes, como resultado de la ejecución de servicios de control posterior que revelaron hechos de inconducta funcional y uso inadecuado de los recursos del Estado, por parte de alrededor de 149 funcionarios y servidores públicos.

Este resultado fue producto de los 23 informes de servicios de control y auditorías de cumplimiento ejecutados por la entidad auditora, los que determinaron un total de 149 funcionarios y servidores públicos que tendrían presunta responsabilidad penal, civil y administrativa. Además, como parte del control posterior, también se elaboraron 92 acciones de oficio posterior y 12 auditorías financieras.

La labor de la Contraloría en la región también se vio reflejada en los 351 informes de control simultáneo emitidos, que alertaron a las entidades públicas para que puedan subsanar observaciones que ponen en riesgo el correcto uso de los recursos públicos, en la ejecución de obras, servicios o adquisiciones.

Entre los principales servicios de control posterior efectuados durante el año pasado destacan los informes de Control Específico N° 29206-2021-CG/GRTB-SCE y 008-2021-2-6010, que identificaron un perjuicio de S/ 1’575,964.80 en la Dirección Regional de Salud de Tumbes y el Hospital José Alfredo Mendoza Olavarría JAMO II-2 por otorgar de manera irregular la bonificación extraordinaria por COVID-19.