El  se habría puesto solo la soga al cuello tras conocerse que , designado como presidente de pese a no tener el perfil requerido, se instaló, despachó y tuvo reuniones con el directorio y gremios del sector hidrocarburos para presentarse como el nuevo funcionario a cargo.

Todo ello pese a que afirmó ante la Comisión de Energía y Minas que Salaverry no ejercería el cargo y esperaría el informe de la Contraloría, que observó el nombramiento, para tomar acciones inmediatas sobre la designación.

Hasta el cierre de esta nota, no hubo ningún pronunciamiento de González sobre la continuidad de Salaverry.

Sin embargo, desde el Congreso, los parlamentarios de Acción Popular, Renovación Popular, Alianza para el Progreso, Podemos y Fuerza Popular pusieron en la mira al ministro y le piden renunciar al cargo o esperar a su interpelación del 31 de enero, donde se podría gestar una censura en su contra.

RENUNCIA O CENSURA

El presidente de la Comisión de Energía y Minas, el congresista Carlos Alva, de Acción Popular, lamentó que el ministro no haya tomado cartas en el asunto de manera oportuna y consideró que “aunque ya esté por ser interpelado, debe dar un paso al lado”.

“Con todas las pruebas, ahora la responsabilidad de decisión radica en el presidente Pedro Castillo, quien debe retirar inmediatamente a Salaverry y apostar por funcionarios capacitados”, dijo.

TENGA EN CUENTA

  • La interpelación al ministro fue prese ntada por el congresista Diego Bazán, de Avanza País, y consta de 10 preguntas sobre la designación de Daniel Salaverry. Se verá el 31 de enero desde las 10 de la mañana.
  • La Contraloría notificó el 21 de enero de una situación adversa en la designación de Salaverry y afirmó que este no tiene capacidad técnica ni trayectoria para el cargo.