Miércoles, 01 Abril 2020

EL CORTINAVIRUS NO ES TAN LETAL, EL DENGUE ES MÁS GRAVE

Dengue es más letal que el coronavirus

Ante la falta de liderazgo hay que mantener las cosas en calma y evitar que la economía y las finanzas colapsen, advierte Juan Sheput.

Ante la ausencia de una autoridad política o un científico de primer nivel que diga que estamos ante un coronavirus (Covid-19) que no tiene la letalidad que le pinta la prensa, y que en este momento hay males más graves, como es el caso del dengue, el país en general y Lima en particular vive un estado de psicosis colectiva y miedo sin precedentes.

Cuando no se trata bien el problema desde la cúspide del poder, como el mensaje a la Nación del presidente Martín Vizcarra, que antes de lograr una sensación de calma y de tranquilidad, crea la citada psicosis, no hay otra salida que superar dicho dislate que iba asociado a pedir a la ciudadanía que confíe en su colapsado sistema de salud.

En la comunidad científica se afirma, no como consuelo sino como constatación, que esa forma irresponsable de tratar el problema no es exclusiva del Perú sino de la misma Europa ultramoderna, como en España e Italia.

“Hay una enfermedad. Hay una psicosis. Y hay una batalla de propaganda que compromete los intereses geopolíticos y los económicos, entre otras razones, porque China es el eje gravitatorio del planeta. Y porque el coronavirus sirve de pretexto a toda clase de campañas y de intereses”, ha escrito días atrás el periodista Rubén Amón en un artículo bajo el título de “¿Coronavirus? La epidemia es la psicosis”, en ‘El Confidencial’ de España.

Tal vez por ello es que personalidades como el presidente Donald Trump han asumido una posición realista. El mandatario norteamericano escribió que el año pasado, en su país, “37,000 estadounidenses murieron a causa de la gripe común”. Y que este mal tiene un promedio de entre 27,000 y 70,000 víctimas mortales por año. Y aun así, “nada se cierra, la vida y la economía continúan. En este momento hay 546 casos confirmados de coronavirus, con 22 muertes. ¡Piénsalo!”.

Esta es una invitación a la reflexión y a ubicar el virus en su verdadera dimensión. Ni exagerarlo ni minimizarlo.

No solo Trump sino muchos científicos, sobre todo de Oriente, han tenido un temperamento parecido, como el singapurense Gam Kim Young, pero el alarmismo e histerismo han catapultado el coronavirus y, tras la superstición, los millonarios negocios colaterales, por ejemplo, en la producción de mascarillas o la búsqueda de la vacuna adecuada.

CORTINAVIRUS

Dicho de otra forma, la gravedad del problema “no radica tanto en la enfermedad sino en la percepción de ese mal, al extremo que los gobiernos –como el peruano- al parecer no combaten la epidemia, sino que promueven campañas para levantar su imagen y usan la angustia de nuestro pueblo. Es decir pasamos del coronavirus al ‘cortinavirus’”, señala el excongresista Juan Sheput.

“No se trata de ganar puntos para la popularidad, ni tampoco de cosechar aplausos en medio del drama humano, sino de actuar como un estadista hablando con la verdad, basado en evidencias científicas, sobre la experiencia de otros países y siendo conscientes de nuestras limitaciones”, añade.

Y lo primero que tenemos que hacer, agrega Sheput, es recuperar la serenidad y mantener las cosas en calma y “no generar pánico ni nerviosismo”.

“No olvidemos tampoco que el 80% de los contagiados no desarrollan molestias graves, estas se limitan al 20% y de estas el 2% tiene desenlace mortal, siendo lamentablemente las personas mayores las más vulnerables”, añade.

El Presidente, entonces, en lugar de sobreactuar y exagerar con cálculo político y populista, debería actuar con un criterio preventivo. En el Perú hay tres meses de diferencia con la aparición del primer afectado en China, hay datos y no nos tiene que tomar por sorpresa. El asunto pasa por la prevención, mucho antes que llegue el otoño e invierno, afirma.

“En ese sentido hay que poner el foco de atención en el aislamiento epidemiológico, en los controles en el aeropuerto, y en los lugares con ventajas climáticas para la propagación del virus como Cusco, Puno, Junín, Pasco, Abancay, entre otras regiones”, añade.

Las regiones que cuentan con afluencia turística deben ser las más monitoreadas. “En tanto en Lima el presidente Vizcarra debe actuar con criterio de estadista, evitando una parálisis de la economía que lamentablemente ya se está viendo, como en el alza del dólar”.

En efecto, el dólar se ha disparado, las importaciones serán más caras, lo que afectará nuestra industria. Los servicios turísticos, educativos, recreacionales, deportivos, sanitarios, se verán también afectados, todo por la forma sobreactuada con que viene actuando el Gobierno en lugar de hacer un llamado a la calma y serenidad.

En todo lo anterior también observamos –ya no una ausencia de control político, que sería mucho pedir-, “sino la falta de liderazgo para enfrentar no solo el coronavirus sino el problema de la crisis con graves síntomas de pánico financiero. Prevenir sí, asustar y sobreactuar no”, advierte el político.

En consecuencia, “lo que se debe hacer es poner las cosas en orden y para eso no hay que exacerbar la crisis ni menos ahuyentar las inversiones, en circunstancias en que no vemos en el horizonte un plan que, además, aplaque los problemas del desempleo y eventuales movimientos antisistema que pueden llevarnos al hoyo”.

En pocos días vemos –según el también exministro- “versiones contradictorias ante esa la ausencia de liderazgo y ello se va extendiendo a los medios de comunicación que empiezan a dar, involuntariamente, señales que confunden a la ciudadanía, pues mientras el representante del turismo dice que no pasa nada, el de seguros dice que sí y el gobierno recomienda el aislamiento”.

ES UN VIRUS “LEVE”

En medio de un clima de incertidumbre por la llegada del coronavirus al Perú, se ha difundido un audio por WhatsApp del pediatra José Recoba, en donde el médico le pone paños fríos a la situación al sostener que el virus “es leve”, y que todo se trata de una “psicosis colectiva” generada por la desinformación.

Tras hacer un llamado a la calma, experto sostuvo –en conversación con EXPRESO- que a la ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza, le corresponde explicar la real magnitud del arribo del Covid-19. Ello, debido a que, afirmó el galeno, el presidente Martín Vizcarra alarmó a la ciudadanía al informar sobre el primer contagio a través de un Mensaje a la Nación.

“Cuando tienes un presidente que deja todo lo que está haciendo para dar un Mensaje a la Nación, tú piensas que estamos en guerra con Ecuador, uno piensa que es algo apocalíptico. Si la intención era poner paños fríos, la indicada era la ministra de Salud”, afirmó José Recoba.

Para sustentar su posición, Recoba se valió de estadística y precisó que “el 90% de los que se infectan no hacen ningún síntoma o presentan síntomas leves”. Y añadió: “Por cada fallecido, hay 13 que se curan en su casa. Seis de cada mil contagiados fallecen”.

 

Pero como para el doctor no hay responsabilidad exclusiva de las autoridades, este exhortó a la población a acatar la principal medida de previsión: lavarse las manos con agua y jabón.

“La tasa de mortalidad, letalidad, contagiosisad y severidad de la influenza es cuatro a siete veces mayor que del coronavirus”, sentenció.

HABLA JULIO CACHAY

A nivel mundial el Covid-19 ha ocasionado la muerte de 3,889 y 111,758 casos registrados. Sobre lo que viene pasando en el Perú EXPRESO conversó con Julio Cachay, infectólogo de la Clínica Ricardo Palma, sobre cómo afrontar el mal.

“Hasta el momento, es un brote focalizado. ¿Qué quiere decir? Como vemos, los casos son bajos, los casos que se están determinando son de contacto familiar. Entonces, lo que no están diciendo es que debemos enfatizar las medidas de contención”, afirma.

Sobre las recomendaciones a la población insiste en primer lugar en el lavado de manos. “Asimismo, los pacientes que tienen problemas respiratorios, como la tos, deben colocarse mascarillas. Tenemos que enfatizar, además, en que los pacientes deben tener aislamiento domiciliario; estar en un cuarto solos y deben tener baños privados”.

Hay que estar alertas, agrega, en los más propensos a contagiarse y sus signos de alertas. “El factor de riesgo es para las personas mayores de 65 años y personas que son portadores de enfermedades crónicas”, aclara.

La cuarentena o aislamiento de un contagiado dice que dura 14 días. “Uno puede empezar con fiebre (…) y viene asociado con el dolor de garganta y luego la tos: es un conjunto de síntomas. Las personas que tengan buenas defensas pueden bloquear este virus”, reitera.

En cuanto al porcentaje de recuperación del paciente, el Dr. Cachay asegura que “de 100 que contraen el coronavirus, 80 se recuperan; el 15% va a tener neumonía y el 5% va a estar en estado crítico. Solo un 2% fallece. Por eso debemos mantener la calma, estar en aislamiento y en atención domiciliaria”.

-Entonces, ¿el dengue es más letal que el coronavirus?, preguntó EXPRESO.

-Sí, porque ya hay más de 20 muertos.

Tal fue la respuesta al periodista Luigui Torres.

Entretanto, ayer en la noche se supo que el número de muertos por dengue subió a 22.

COBRE SE RECUPERA

El precio del cobre futuro, determinante en las las exportaciones del Perú y su estabilidad fiscal, se recuperaba ayer a US$ 2.5055 la libra luego de haber llegado a los US$ 2.4625.

“CISNE NEGRO”

“No se puede descartar que el coronavirus sea el black swan (cisne negro) que desate una nueva crisis financiera haciendo reventar las insostenibles burbujas creadas por la banca central del mundo con la masiva inyección de liquidez desde 2008”, ha escrito en la red social Twitter el economista Axel Kaiser, en opinión similar a otro famoso gurú llamado Nouriel Roubini.

CAEN REPSOL Y OTRAS

Las principales petroleras europeas han caído con fuerza en la sesión bursátil de este lunes tras el desplome del 30% que ha llegado a sufrir el crudo Brent. Repsol cede el 15.13 %, su mayor caída desde octubre de 2008. La compañía anglo-irlandesa Tullow Oil destaca con un desplome del 30.92 %, mientras que la italiana Eni se hunde el 20.85 %, la británica BP el 19.48 %; la portuguesa Galp, el 16.52 % y la francesa Total, el 16.61 %.