Jueves, 28 Mayo 2020

A NIVEL MUNDIAL PIDEN LA RENUNCIA DEL PRESIDENTE DE LA OMS POR EL MAL MANEJO DEL CORONAVIRUS

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien hace una semana había anunciado que el aborto es un servicio “esencial” durante la pandemia del Coronavirus, es investigado por el mal manejo de la OMS en momentos de la crisis del COVID-19.

El Director de la OMS se había negado a declarar que la propagación del virus fuera una emergencia internacional hasta que se registraron más de dos mil casos en el mundo.

Por tal motivo no fue catalogado como Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional (PHEIC). “Todavía no se ha convertido en una emergencia sanitaria mundial”, dijo entonces Tedros Adhanom en conferencia de prensa en Ginebra. Asimismo Tedros hacía énfasis en que la OMS estaba en contra de que se impusieran limitaciones a los viajes. Un dato que no es menor es que la OMS no declaró una pandemia hasta el 11 de marzo.

Por otro lado se le endilga que La OMS omite en sus informes la estrategia que han aplicado en Taiwán con éxito. La cancillería taiwanesa manifestó que la OMS no ha compartido la información que les han brindado sobre la manera de combatir el COVID-19.

Consejos de la OMS frente al coronavirus

Resulta loable destacar que el doctorado de Tedros es en Filosofía, especializado en sanidad comunitaria, siendo así el primer jefe de la OMS que no ha cursado estudios de Medicina. Es interesante recordar que el “filósofo”, durante el debate del proyecto de legalización del aborto en Argentina, afirmaba que el aborto era una cuestión de salud pública y de derechos humanos, lo que fue repetido hasta el hartazgo por el lobby abortista hasta llegar a ser el eslogan del “Gobierno de Científicos” que gobierna hoy ese país trasandino.

Es lamentable ver que el Director filósofo del principal Organismo Internacional de la salud, entiende que llevar a mujeres al flagelo del aborto resulta una prioridad mayor que el tratamiento de la pandemia. Pero como a esta altura es poca la credibilidad que puede llegar a tener Tedros sobre medicina, veamos qué tanto puede entender sobre derechos humanos.

Tedros fue ministro de Salud Pública de Etiopía, país continuamente afectado por enfermedades y que mantiene un sistema de salud precario. Representante de un régimen autoritario que en 2016 impuso el estado de emergencia en el país con represión y control sobre los medios de prensa. Más de 11 mil personas fueron enviadas a la cárcel, incluidos periodistas independientes, activistas de derechos humanos, opositores políticos y en más de 600 se suman los muertos.

Cabe recordar que siendo Etiopía miembro del Consejo de Seguridad, Tedros se abstuvo en más de una ocasión en las votaciones para adoptar una resolución condenatoria al uso de armas químicas por parte del régimen de Bashar al-Asad en Siria.

OMS declara emergencia global por coronavirus

Una vez electo director de la OMS, había sido acusado de encubrir tres epidemias de cólera en su país natal en 2006, 2009 y 2011. Asimismo designó al dictador de Zimbabue, Robert Mugabe, como embajador de buena voluntad de la OMS. Luego de las protestas de médicos, activistas de derechos humanos y de gobiernos de todo el mundo, tuvo que reconsiderar el nombramiento. La sanidad en Zimbabue es calificada como un “genocidio silencioso” por ONGs internacionales.

En cuanto a la propagación del virus podemos afirmar que las acciones de la OMS tienen consecuencias graves en el mundo que terminan costando vidas. Sumándole a ello las muertes de inocentes ocasionadas por el servicio “esencial” del aborto durante la pandemia auspiciado por el señor Tedros.

Un Director del principal Organismo mundial de salud, que sin ser profesional de la medicina y con graves antecedentes de desconocer los derechos humanos, es lógico que esté más preocupado por propagar el crimen del aborto que detener la pandemia.

Esperemos que los políticos evalúen estas cuestiones sobre la OMS a la hora de adoptarla como fuente de autoridad sobre cuestiones atinentes a los derechos humanos y a la salud.

Como así también evitar que el aborto sea vendido a los pueblos como un derecho humano y de salud pública por personajes nefastos ajenos a la medicina y desconocedores de los derechos humanos.

Junto al formal pedido de renuncia del Director de la OMS por parte de Congresistas de EE.UU., y el reciente congelamiento de fondos a ese organismo decretado por el gobierno norteamericano, casi un millón de personas se sumaron al pedido de renuncia de Tedros.