Domingo, 31 Mayo 2020

EN TANZANIA TANTO LA IGLESIA COMO EL GOBIERNO APOYAN LA CELEBRACIÓN E LAS MISAS

INCREÍBLE QUE ESTE PUEBLO POBRE DE ÁFRICA TENGA UNA GRAN FE

Las iglesias católicas en Tanzania permanecen abiertas junto con otras iglesias, incluso cuando el resto del mundo cierra los lugares de culto para detener la propagación de COVID-19.

El 22 de marzo, en medio de los anuncios del distanciamiento de las personas para evitar la propagación del virus, el presidente católico John Pombe Magufuli, dijo a las iglesias y mezquitas que continúen reuniéndose para alabar y glorificar a Dios.

«El coronavirus no sobrevive en el cuerpo celestial de Cristo. Pronto se quemará», dijo.

Fuentes eclesiásticas dijeron que miles de personas han acudido a las misas públicas después de la orden presidencial de que las iglesias y mezquitas permanezcan abiertas para que las personas puedan buscar refugio y una verdadera curación.

La Conferencia Episcopal de Tanzania ha pedido a los sacerdotes que, ante la pandemia actual, las eucaristías mantengan su dignidad pero sean más breves (“en condiciones normales, duran cerca de dos horas”, precisa sor Almudena). Además, se recomienda que, cuando no haya espacio suficiente en los templos para mantener las distancias de seguridad, las celebraciones se organicen al aire libre.