Jueves, 28 Mayo 2020

UN PERUANO ES NOMINADO AL PREMIO NOBEL DE EDUCACIÓN: UNA HISTORIA DIGNA DE ADMIRAR

Gerson Ames: de barrer pisos en un supermercado a ser el maestro que podría ganar el ‘Nobel de Educación’

Ha dedicado más de 15 años a formar alumnos y está nominado al Global Teacher Prize gracias a su proyecto Ruwaspa Yachani. Él tiene la ilusión de un día asumir el cargo de ministro de Educación.

Entre aulas, hologramas y problemas de geometría, Gerson Ames ha dedicado alrededor de 15 años de su vida a enseñar a estudiantes de secundaria.

Además crear un método para enseñar matemática, formó parte del equipo que reconstruyó el colegio Enrique López Albujar en el 2011. Foto: Jorge Cerdán.
Su historia llena de lecciones es digna de admirar. Desde joven trabajó para lograr su más grande sueño: ser maestro. En los años noventa barrió pisos de un conocido supermercado para solventar sus gastos mientras intentaba ingresar a la Universidad San Marcos. Nunca le temió al trabajo y siempre supo que tenía que luchar por lo que verdaderamente quería.

“Ni bien acabé la secundaria, postulé y no logré ingresar. En Lima hay que recursearse, hay que trabajar en algo”, cuenta Ames, quien actualmente labora en la institución educativa Mariscal Cáceres en Huancavelica.

En 1997, el docente ganador de premios como ‘Maestro Excelencia’ y ‘Maestro que deja huella’ inició la profesión que durante más de una década le ha generado satisfacciones y le ha permitido formar a miles de adolescentes.

 

“En este duro transitar de postular y estar con la tristeza de no ver tu nombre en la lista de ingresantes, me dije quiero ser maestro. Escogerlo fue decirme a mí mismo ¿Qué es lo que voy a aportar en la sociedad?, ¿Qué es lo que, con mi carrera, voy a aportar a los futuros alumnos? Elegí ser docente para darle la oportunidad a los estudiantes a que puedan alcanzar sus objetivos rápidamente, que no demoren tanto como yo lo hice”, señaló el especialista de matemática quien califica la materia como un curso alegre.

Fue la primera vez que lo llamaron ‘profesor’ que descubrió que la docencia era su pasión y que su mayor recompensa era el reconocimiento de sus alumnos. Gerson Andes, en diálogo con La República, narra la mayor satisfacción de compartir sus conocimientos con adolescentes entre los 13 a 16 años de edad.

“Para mí es una pasión ser maestro. El mayor premio de un maestro es la alegría de un estudiante que te encuentra por la calle y te dice ‘Profesor gracias’ o le dice a su mamá ‘Ese es mi profesor’ y te abraza. Esa es la recompensa más grande de ser maestro y eso se tiene toda la vida”, explicó el nominado al premio ‘Nobel de Educación’.

Reasignado por un terrible accidente de tránsito, Ames llegó a su actual centro educativo ubicado en las Pampas, provincia de Tayacaja, región Huancavelica en el 2016. Allí creó un sistema de aprendizaje que permite enseñar matemáticas de manera divertida y a través de la tecnología.

“‘Ruwaspa Yachani’ (aprendo haciendo) se puede sustentar en varios campos, uno de ellos es utilizando las TICS. En este caso yo utilizo las pirámides holográficas, que es un display de cuatro vidrios formando una pirámide en el cual se proyecta hologramas. Los estudiantes puedan reconocer, clasificar y ordenar mediante la observación e interacción”, explicó el docente quien inició sus labores desde el 2005.

Debido a este talento y a los grandes acontecimientos de su hoja de vida, Gerson Ames es uno de los nominados al Global Teacher Prize, un premio equivalente al ‘Nobel de Educación’ y que ayuda – según sus propias palabras – a realzar la educación peruana.

Gerson Ames es el creador del novedoso método ‘Ruwaspa Yachani’, gracias al cual sus alumnos realizan cálculos matemáticos empleando las nuevas tecnologías de la información. (Foto: Captura de video)“Somos cinco los postulados y seguramente este año en el mes de marzo tendremos noticias positivas. Uno de nosotros – estoy con seguridad – estará entre uno de los primeros cincuenta o diez puestos, incluso el ganador”, indicó el docente, quien espera obtener el primer puesto y de eso modo demostrarles a sus alumnos a no ser “eternos postulantes”.

“A los chicos también les digo yo, voy a darles todo lo que se pueda, mejorar sus competencias, para que no sean eternos postulantes como alguna vez yo fui”, narra a La República.

Además de su ingenio para enseñar matemática, el maestro promesa formó parte del equipo que reconstruyó el colegio Enrique López Albujar (2011). No obstante, él siente que aún le faltan muchas metas por cumplir. Una de ellas, ser ministro de Educación.

“Ser ministro de Educación es una ilusión. Es el máximo cargo Educativo que todo maestro quiere tener. ¿Qué maestro en el Perú dice no quiere ser ministro, director o especialista? Seguramente a mi persona le falta muchísimo. Si algún momento se me ocurre apostar por ser ministro hay mucho más recorrido que hacer. Uno tiene que llenarse de mucho conocimiento mucha competencia para tener un cargo tan importante en el Perú”, indicó.

Mediante este cargo, él espera brindarles a los docentes el verdadero lugar que merecen. A través de su experiencia en las aulas desea ayudar a las autoridades a conocer las necesidades de los maestros, alumnos y directivos.

“(Quiero) darles mayor importancia a los maestros teniendo este cargo. Hay que hacer protagonistas a los maestros, que ellos propongan. Tenemos infinidad de talento", mencionó Ames, quien para cumplir su meta estudiará una maestría en Lima.

Su vida es un gran ejemplo de superación. Gerson Ames desea compartir su historia y demostrar que con esfuerzo y trabajo se pueden lograr grandes objetivos. Él deja un claro mensaje para sus colegas y sus alumnos, a quienes aconseja nunca rendirse y siempre capacitarse para desempeñar el rol que les toca.

“Decirles a los maestros sigamos apostando por la Educación, sigan apostando por sus propuestas. Si ustedes tienen una propuesta clara, sigan esa meta que en algún momento la sociedad lo va recompensar y lo va a revalorar. Para mis alumnos, solo decirles que tienen que fijarse una meta, tienen que trascender en la vida. Ustedes son los futuros presidentes, futuros alcaldes y por esa circunstancia tienen que prepararse para tomar las riendas del Perú”, finaliza.