Sábado, 28 Marzo 2020

CARDENAL ZEN DE CHINA CLAMA POR SU PAÍS Y CRITICA A CARDENAL PAROLIN POR SACAR DE CONTEXTO FRASES DEL PAPA EMÉRITO BENEDICTO XVI EN UNA CARTA DIRIGIDA AL PAPA FRANCISCO

Cardenal Zen a todos los cardenales: «¿Podemos presenciar pasivamente este asesinato de la Iglesia en China?»

Se ha hecho pública la carta que el cardenal Zen envió el pasado mes de septiembre todos los cardenales del mundo, en la que denuncia el acuerdo secreto entre el Vaticano y la dictadura comunista de China. El cardenal pregunta si se puede presenciar pasivamente el asesinato de la Iglesia en China

La carta, fechada el 27 de septiembre y que reproducimos a continuación, ha sido publicada en español por InfoVaticana:

Eminencia,

Le pido disculpas por las molestias que esta carta le pueda causar; pero en conciencia creo que el problema que abordo no sólo concierne a la Iglesia en China, sino a toda la Iglesia. Y nosotros, los cardenales, tenemos la inmensa responsabilidad de ayudar al Santo Padre en la guía de la Iglesia.

Pues bien, desde mi análisis del Documento de la Santa Sede (28/6/19) “Orientamenti pastorali circa la registrazione civile del Clero in Cina”, está bastante claro que el mismo empuja a los fieles en China a entrar en una Iglesia cismática (independiente del Papa y a las ordenes del Partido comunista).

El día 1 de julio presenté mis “dubia” al Papa. Su Santidad me prometió el 3 de julio interesarse en ello, pero a día de hoy todavía no he sabido nada.

El cardenal Parolin dice que cuando hoy hablamos de la Iglesia independiente no hay que entender esta independencia como absoluta, porque el acuerdo reconoce el papel del Papa en la Iglesia Católica.

En primer lugar, no puedo creer que exista esta afirmación en el acuerdo si no lo veo (entre otras cosas, ¿por qué este acuerdo debe mantenerse secreto y no puedo verlo ni yo, un cardenal chino?); pero, lo que es aún más evidente, toda la realidad después de la firma del acuerdo demuestra que nada ha cambiado, al contrario…

El cardenal Parolin cita una frase de la carta del papa Benedicto sacándola totalmente fuera de contexto; es más, es diametralmente opuesta a todo el párrafo.

Esta manipulación del pensamiento del papa emérito es una grave falta de respeto; o, mejor dicho, es un deplorable insulto a la persona del papa manso y gentil, que aún vive.

También me repugna que a menudo declaren que lo que están haciendo es en continuidad con el pensamiento del papa anterior, cuando es verdad lo contrario. Poseo fundamentos para creer (y espero un día poder demostrarlo con documentos de archivo) que el acuerdo firmado es el mismo que el papa Benedicto, en su día, se negó a firmar.

Querida Eminencia, ¿podemos presenciar pasivamente este asesinato de la Iglesia en China por quienes deberían protegerla y defenderla de los enemigos?

Le suplica, de rodillas, su hermano

Cardenal Joseph ZEN, S.D.B.