Noticias

EXPRESIDENTE DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL RESPONSABILIZA A LOS 4 MAGISTRADOS QUE CAMBIARON SENTENCIA

Caso El Frontón: “La puntería puesta en Giampietri y AGP”


-El TC ha citado a las partes involucradas en el caso El Frontón para una nueva audiencia. ¿Está bien que lo haga en medio de una acusación constitucional contra cuatro magistrados?

Es una maniobra burda y grosera, porque la ley procesal establece que, contra las resoluciones que resuelven los recursos de aclaración, no se interpone ningún medio aclaratorio. En verdad, una vez que estos cuatro magistrados hicieron lo que no debieron hacer [cambiar la sentencia], para ellos el proceso ya concluyó y no hay nada que resolver.

-La defensa de los marinos involucrados en el caso El Frontón dice que el TC buscaría frenar la acusación constitucional.

Yo creo que buscan tener un pretexto para decir: el Congreso no nos puede iniciar un proceso político porque hay algo pendiente. Pero no es así, ya no hay nada irresuelto porque no se puede presentar ningún recurso. Además, la audiencia del 13 de diciembre tiene dos irregularidades: la primera es que después de la aclaración que hizo el TC en el tema de El Frontón ya no cabe nada por mandato de la ley, porque se trata de una simple aclaración. Y lo otro es que, si lo hubiera, esa aclaración solo tendrían que hacerla quienes elaboraron el auto, es decir, los cuatro magistrados que hoy están acusados. De manera que no se entiende qué podrán estar haciendo allí [en la audiencia] el resto de miembros del TC.

-¿Cuál es su lectura respecto a la decisión del TC de reabrir el caso El Frontón?

Mi lectura es que en torno a este tema hubo dos motivaciones: la primera es una cuestión ideológica. Ellos creen que lo que hicimos [con el fallo del 2013 que determinó que el tema no era lesa humanidad] no estaba bien y por eso quieren dejar la puerta abierta para que se siga procesando a perpetuidad a los involucrados. El otro, es un problema de ‘borrachera de poder’. A estos magistrados les ha faltado equilibrio emocional y han pensado que pueden hacer lo que les da la gana. Entonces se han convertido en elefantes rompiendo las lunas dentro de una joyería, haciendo trastada y media y pasando por encima de la autoridad de la cosa juzgada.

-Se establece que al reabrir el caso El Frontón surge la posibilidad de involucrar a Alan García en este tema, ¿es posible?

Me da la impresión de que la puntería estaría dirigida hacía Alan García y [Luis] Giampetri. Debe haber algo de eso.

-¿Se justificaba interpretar el voto de Juan Vergara Gotelli?

No, porque la ponencia de Vergara es absolutamente clara. Por eso creo que los cuatro magistrados, hoy acusados, han demostrado una falta de personalidad porque han cedido a las presiones de organizaciones de derechos humanos que viven de estos temas para que continúen teniendo financiamiento.

-¿En 2013 existieron los votos necesarios para aprobar el fallo primigenio sobre este caso?

Lo que pasó con la sentencia del 2013 es que tres magistrados dijimos no es lesa humanidad porque los hechos ocurridos en El Frontón no se subsumen en el tipo penal. Y lo que Vergara dijo fue que no era que esos actos no se subsuman en el tipo penal, sino que la figura de lesa humanidad no existía en el año 86 [cuando se registró la debelación del motín en El Frontón]; porque para él esa figura aparece –en el caso peruano– a partir del 2003. Pero lo sustantivo es que en ese momento los cuatro magistrados llegamos a la conclusión de que no había crimen de lesa humanidad.

EL CONGRESO BUSCA DEVOLVER ESTABILIDAD
-¿La decisión del actual TC deja como precedente que se puede reabrir cualquier caso por la vía de la interpretación?

Exactamente. Por eso es que el Congreso, en salvaguarda de la seguridad jurídica y la cosa juzgada, instituciones fundamentales en el Estado de Derecho y sobre las cuales se sostiene la democracia, la economía de mercado y el sistema político, está actuando. De aprobarse la acusación, creo que se le devolvería estabilidad al TC.
Publicado en: Foro - Entrevistas
Fecha: 2017-12-07